3 de diciembre
Sábado
Poco nublado con tormentas
21°
29°
Domingo
Mayormente despejado
21°
32°
Lunes
Mayormente despejado
23°
35°
Martes
Mayormente nublado
23°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
sábado 8 de octubre de 2016, 03:15

Friedkin recuerda a Fernando Rey en el 45 aniversario de "French Connection"

Los Ángeles (EE. UU.), 7 oct (EFE).- William Friedkin, director de "The French Connection", dijo hoy a Efe, durante un evento de la Academia de Hollywood en homenaje al 45 aniversario de ese clásico, que trabajar con el español Fernando Rey en aquel rodaje fue "como ir al cielo cada día".

"Me encantaba Fernando Rey", reconoció Friedkin. "Lo había visto en varias películas de Luis Buñuel y me había gustado especialmente en 'Viridiana' y 'Tristana'. Amaba su trabajo", indicó el cineasta estadounidense sobre el célebre intérprete español, fallecido en 1994 a los 76 años.

Rey interpretó en "The French Connection" al capo francés de la droga Alain Charnier, papel que repitió en "French Connection II" (1975), de John Frankenheimer.

"Lógicamente no era francés, pero tuvo que hacer de francés. Me encantaba Fernando y por eso lo contratamos. Cada día en el set con él era como ir al cielo. Era un actor con quien resultaba maravilloso trabajar. Tan sutil y tan detallista en su trabajo... Era increíble", manifestó.

Friedkin, de 81 años, recordó que acudió al aeropuerto JFK de Nueva York a recibirlo y lo acompañó al hotel donde se hospedaba para asegurarse de que se sentía cómodo desde el primer momento en su desembarco en la industria estadounidense.

"Se sintió como en casa de inmediato. Todos nos esforzamos para que así fuera", indicó el cineasta, con ganas de mostrar la cinta a fans de toda la vida y a un público nuevo que la descubriría esta noche por primera vez.

"Espero que aguante bien el paso del tiempo. De momento son 45 años, un quinto del periodo de vida que tiene este país", señaló jocosamente.

Además, recalcó que la Academia trató de convencer a Gene Hackman, el gran protagonista de la cinta, para que acudiera al evento y recibiera un homenaje a la altura de las circunstancias, pero el actor tenía otras intenciones.

"Hace tiempo que dejó Hollywood y se trasladó a Santa Fe (Nuevo México). Le ha dado la espalda por completo a la industria y no quiere volver por ninguna razón. Tiene otra vida ahora lejos de la interpretación. Se la ha ganado", comentó.

"The French Connection", ganadora del Óscar a la mejor película, se estrenó en EE. UU. el 9 de octubre de 1971. El filme, basado en el libro homónimo de Robin Moore, seguía a dos detectives de Nueva York, Jimmy "Popeye" Doyle (Gene Hackman) y Buddy "Cloudy" Russo (Roy Scheider) en su incesante investigación sobre el paradero de Charnier.

La película, que cuenta con una persecución que aún hoy día se considera la mejor que haya visto el séptimo arte, también se llevó el Óscar al mejor actor para Hackman, mejor director (Friedkin), mejor montaje (Gerald B. Greenberg) y mejor guión adaptado (Ernest Tidyman).

"No nos matamos rodando esa escena gracias a Dios. No contábamos con ningún permiso de la ciudad para grabar todo aquello y ni siquiera teníamos extras. Fue algo estúpido, pero, por suerte, no ocurrió nada", afirmó Friedkin tras el pase de la película, en un coloquio con el cineasta Christopher McQuarrie.

Friedkin, que años después rodó "The Exorcist" (1973) y "Cruising" (1980), dijo que todo el mérito de esa persecución se le debe atribuir a Bill Hickman, el especialista encargado de la conducción del coche por las calles de Nueva York, quien también encarnaba en el filme al policía Mulderig.

Hickman se había encargado anteriormente de las escenas peligrosas de otro clásico sobre ruedas: "Bullit" (1968).

"Cuando habíamos terminado de rodar la escena, le dije que no me había emocionado como debía. Y en aquel momento, se levantó y me dijo: 'Sitúa la cámara debajo del tren. Vas a ver lo que es conducir'. Y condujo 26 calles a través del tráfico de Nueva York a 140 kilómetros por hora", rememoró Friedkin.

Antonio Martín Guirado