20 de agosto
Domingo
Parcialmente nublado con chubascos
21°
Lunes
Parcialmente nublado
21°
Martes
Despejado
17°
25°
Miércoles
Despejado
22°
33°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Economía
jueves 1 de junio de 2017, 01:00

Fraude pasó todos los filtros previstos

El presidente de la Bolsa de Valores de Asunción, Rodrigo Callizo, reconoció ayer que el caso Electrofácil afecta negativamente la imagen del mercado de valores del país.

“No se llegó a detectar, pasó los filtros”, dijo al ser preguntado por este diario cómo fue posible que Electrofácil, dedicada a la venta de electrodomésticos, haya podido realizar una emisión de bonos el pasado marzo, con estados contables sobrevalorados.

Inclusive, en la reciente emisión de los títulos se había remarcado que los bonos tenían una calificación A-py por parte de la calificadora Feller Rate.

“Puede afectar lastimosamente esto al mercado paraguayo, el sistema se encuentra sólido y quiero mandar un mensaje a los inversionistas de tranquilidad, esta es una empresa importante con operaciones en Centroamérica y México”, resaltó.

Cuando le consultamos si la calificación de riesgo de estos bonos, que ya fueron emitidos, podrían verse afectados, reconoció que es una posibilidad. “Esto se suspende de momento (las operaciones de los títulos) se verá más adelante qué medidas más tomar, cuando tengamos mayor información. Lo ideal sería que una empresa tan grande como Unicomer se quede en el mercado, va a ser muy perjudicial que salgan del país”, señaló.

última emisión. La firma Unicomer realizó en marzo pasado el inicio de una emisión global de bonos que pretendía alcanzar los USD 10 millones. En la primera partida se emitieron dos series de G 5.000 millones cada uno, la primera con una tasa de interés del 13%, a cuatro años de plazo; mientras que la segunda a una tasa de 14%, a cinco años de plazo.

El economista Luis Saguier Blanco, quien estuvo presente en esa emisión y hoy es denunciado por estafa, había dicho a ÚH que los fondos captados en el mercado de valores eran para expandir la firma pasando de 35 a 50 sucursales de Electrofácil en distintos puntos del país. Al día siguiente de la emisión, en el mercado secundario se llegó a revender los titulos por G. 4.000 millones.