5 de diciembre
Domingo
Parcialmente nublado
19°
31°
Lunes
Mayormente despejado
21°
34°
Martes
Parcialmente nublado
23°
33°
Miércoles
Mayormente nublado
23°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Especiales
domingo 24 de julio de 2016, 12:03

Francisco Solano López, en el día de su natalicio

Este domingo se recuerda el nacimiento del segundo presidente constitucional de la República del Paraguay, Francisco Solano López Carrillo, considerado como un héroe de la patria para gran parte de los paraguayos. A 189 años del natalicio de quien en su momento condujera el ejército nacional contra el ataque de tres países aliados, hacemos un repaso por las publicaciones sobre su nacimiento en los distintos medios de prensa de aquella época.

Francisco Solano López nació en la misma fecha natal del libertador Simón Bolívar (24-07-1783), un 24 de julio de 1827, en el seno de una familia verdaderamente excepcional, entre cuyos miembros figuran brillantes talentos y altos dignatarios civiles y eclesiásticos.

Según la historiadora Noelia Quintana Villasboa, su instrucción y cultura corrieron desde muy temprana edad, estudió con el argentino Juan Pedro Escalada y luego en la academia literaria dirigida por el Pbro. Marco Antonio Maíz, posteriormente siguió un curso de Filosofía y prosiguió sus estudios en el Instituto Moral y Matemáticas.

Desde muy joven fue un consagrado jinete; hablaba además del guaraní, el castellano, el francés, el inglés y el portugués, se le atribuía además un completo dominio del latín. Su padre lo orientó hacia la carrera de las armas. A los 18 años ya era General de la Nación y Comandante en Jefe de su ejército, comenta Quintana.

Embed

El Mariscal Francisco Solano López condujo a Paraguay en la Guerra contra la Triple Alianza. | Foto: Disco Solano López de Claudio Bustos.


La casa donde nació

El hogar constituido por el matrimonio de don Miguel Cirilo López y doña Melchora Insfrán estaba asentado sobre una propiedad de una superficie de 14.646 y 75 metros cuadrados, su frente daba a la calle Manorá; en esta casa nació Don Carlos Antonio López el 4 de noviembre de 1792, así como también sus hermanos Martín, Basilio (primer obispo paraguayo), Francisco de Paula, Juan Vicente, Victoriano, Melchora y Blasia.

Don Carlos Antonio López se casó un 22 de abril de 1826 con doña Juana Carrillo Viana, el matrimonio habitó la misma casa descripta y en ella nacieron Francisco Solano, Rafaela, Venancio, Francisca y Benigno.

Víctor I Franco brinda detalles sobre la casa de los López: "El loteamiento de la propiedad fue realizado el 3 de octubre de 1890 por el agrimensor público don Jordán Segovia, el loteamiento fue denominado Loteamiento Aceval. La casa donde vivió la familia López correspondía a la manzana 1.ª, lote N.º 5, y por entonces los lotes eran de propiedad de la Compañía Internacional de Comercio y Finanza S.A. Luego, el inmueble con la edificación perteneció a don Alejo Carrillo, por la compra de su madre, doña Oliva Villalba de Carrillo, descendientes ambos de doña Juana Carrillo viuda de López" (Anuario de la Academia de Historia, VOL. XXI, 1984).

La polémica fecha de su nacimiento

En varios libros de historia y en publicaciones periodísticas un tanto maliciosas figura como fecha de nacimiento de Francisco Solano López el día 24 de julio de 1826, fecha inexacta, puesto que don Carlos se casó en el año 1826.

La Academia Paraguaya de la Historia consideraba que el sesquicentenario del natalicio del héroe máximo de nuestra patria -en aquel tiempo- "deberá ser conmemorado el 24 de julio de 1977". La Fe de Bautismo ha desaparecido, por lo menos hasta la fecha no se ha encontrado, indica la historiadora.

Embed

Vista de la estatua del Mariscal Francisco Solano López en la sede del Panteón Nacional de los Héroes en Asunción. EFE


El investigador mencionado publicó un artículo en el Anuario de la Academia de la Historia Paraguaya donde expresó que poseía una copia del certificado de bautismo del mariscal que fue copiada textualmente y dice así:

"En la ciudad de Nuestra Señora Santa María de la Asunción, Capital que es de la República del Paraguay, siendo exactamente el día de veinte y cuatro de Julio del año de Dios Nuestro Señor de un mil ochocientos veinte y siete, ante mí, el cura Párroco de la Iglesia y Convento de los Recoletos, se presentaron por un lado El Señor Doctor ciudadano Don Carlos Antonio López y la Señora Doña Juana Carrillo de López, su legítima mujer y digo que en fecha de hoy mismo del año de Dios Nuestro Señor de un mil ochocientos veinte y siete, en veinte y cuatro de Julio, nació un niño en el seno de la familia, hijo legítimo del matrimonio, legítimamente constituido, que bautizaron con el nombre de Francisco Solano, siendo su padrino, el Señor Don Lázaro Rojas de Aranda, vecino de esta ciudad, hábil de mi conocimiento de S.E. el Señor Dictador Perpetuo de la República del Paraguay, Su Excelencia Doctor Don José Gaspar de Francia, y para que todo conste lo firmo.

Antonio Rojas-ante mí-Domingo Francisco Sánchez. Aprobado. José Gaspar de Francia".

(Anuario de la Academia de Historia, VOL. XXI, 1984)

Los festejos vistos a través de la prensa

Varios son los medios de prensa escrita de aquel entonces que reflejan los festejos del cumpleaños del Mariscal Francisco Solano López, que gracias a una investigación profunda de la historiadora dentro del Archivo Nacional podemos apreciarlos ahora.

- Eco del Paraguay, jueves 31 de julio de 1856.

"Nueva Burdeos- y hoy primera Villa Occidental, en ocasión del Aniversario del Patrón de aquella Villa, San Francisco Solano.

Con efecto; los habitantes de aquel departamento, no parece sino que han procurado demostrar un viable y significativo contraste entre la Asunción y la expresada Villa Occidental.

También por acá nosotros, aunque San Francisco Solano no es el Patrón de la capital, teníamos proyectado hacer un poco de ruido y celebrar cual correspondía el cumpleaños del Exmo. Sor. General D. Francisco Solano López. Durante los próximos días que precedieron a este aniversario, las bellezas de la Capital, unas se apresuraban a terminar sus trajes, prendidos y tocados que debían estrenar en tan solemne día, porque presumen en justa razón que las puertas de los brillantes salones del Sor. General debían abrirse de par en par, para la celebración".

Como bien menciona el Eco del Paraguay, el ambiente era festivo, las mujeres recomponían sus trajes y modificaban sus anteriores adornos para aparecer en el baile con brillo y novedad, los figurines de moda corrían de mano en mano, las acaloradas cuestiones giraban en torno a los colores y las formas de los vestidos, hasta hubo una asamblea femenina para determinar el verdadero punto de vista en que debían ser considerados los figurines.

"Los jóvenes aficionados a la danza, fijaban continuamente la vista sobre el calendario y esperaban con impaciencia la llegada del día de San Francisco Solano y formulaban entre dientes aquellas frases más halagüeñas que puedan vencer los esquiveces de sus pretendidas; frases y coloquios expresados bailando una cuadrila o una mazurca armonizando todo con una mirada tierna y apacible, con una graciosa sonrisa de inteligencia".

En Villa Occidental por otro lado, había mucho movimiento y ánimo, todos se preparaban para dar inicio al regocijo con grandes iluminaciones, juegos de sortija, bailes celebrados en la comandancia. Los discursos patrióticos y el izamiento de la bandera paraguaya ante toda la población no faltaron. El 24 de julio de 1856 fue un día de júbilo y entusiasmo, la población entera estuvo satisfecha.

- El Cabichuí, miércoles 24 de julio de 1867. Paso Pucú.

"La Patria se levanta a saludarlo y bendecirlo con el entusiasmo que inspiran los grandes acontecimientos. El ejército liberador que hace vibrar sus indomables armas sobre las cabezas de los esclavizadores del siglo XIX, se detiene hace una conversión y en medio de las aclamaciones presenta sus armas a la luz del 24 de Julio... Hasta el humilde insecto que liba el perfume de las flores, el Cabichuí, dispone su panal y sin arredrarse por la pequeñez de la ofrenda ante el sentimiento que lo guía, también le dedica hoy su pobre labor ¡Qué ocurre! ¿Cuál es la causa que hace latir todos los corazones como encadenados por un hilo eléctrico? ¡Es el glorioso cumpleaños del Exmo. Sor. Mariscal ciudadano Francisco Solano López."

- El Centinela, 24 de julio de 1867.

"Hoy es el cumpleaños de nuestro querido Mariscal, ponerse todos pues de tiros largos y marchar a la casa del Señor a rendir gracias al Dios de los ejércitos por la próspera salud y ventura del más ilustre de los Paraguayos".

El 24 de julio era un día clásico en toda la República, el día del natalicio del gran ciudadano paraguayo, el Mariscal Francisco Solano López, los aliados juraron que el día 24 traerían el ataque e interrumpirían los festejos al héroe, pero estos viles enemigos se llamaron a un profundo silencio durante todo el día y la noche.

- El Semanario, 24 de julio de 1868. Venida de San Francisco Solano.

"El día 13 del Corriente ha sido conducida de la Capital a pulso viniendo varias Señoras y Señoritas más distinguidas cargando en hombros al Santo. Tuvo un número de acompañamiento desde la Capital resguardado de un lúcido piquete y una banda de música haciendo parada en la Santísima Trinidad donde en la mañana del 12, noticioso el pueblo de Luque de la venida del Santo, concurrieron el clero, los ciudadanos y una porción considerable de señoras y señoritas a la celebración de una función solemne por la felicidad del S.E. el señor Mariscal".

Embed

La estatua del Mariscal López frente a la sede del Congreso. EFE


- La Regeneración, 24 de julio de 1870.

"¿Quién es el culpable? Un país que reconoce, gozábamos de la paz de la oscuridad."

El día 24 de julio de 1870, La Regeneración menciona que el Paraguay vivía en el más absoluto atraso gracias al dictador Francisco Solano López. Ya no se ve en la prensa ninguna recordación por su natalicio, sin embargo, toda nota y artículo giraba en torno a su culpabilidad por los sucesos acontecidos.

"Un país donde siempre fue burlada la prensa, gobernado por los caprichos de un tirano", en el extenso artículo se mencionan las buenas intenciones de los argentinos y del "sublime trabajo" del consejero José María da Silva Paranhos.

Luego de la lectura de La Regeneración se puede inferir sin falla alguna que este medio fue financiado por los aliados, ya que en Paraguay no se tenían recursos después de la Guerra, y que los artículos obedecían al odio de los aliados hacia el Mariscal Francisco Solano López.

Los anuncios de la época y la publicidad siempre nos brindan un mejor contexto, la mayoría estaba en portugués, anunciando ventas y compras de casas en Asunción, cerca de la rivera.

"Estudiando la figura del Mariscal Francisco Solano López, hasta hace poco cubierta de sombras por la ignorancia y la calumnia, se llega al convencimiento de que fue un predestinado a la inmortalidad en su actitud marmórea de la defensa de nuestra libertad", expresa Quintana.

Asimismo, la historiadora señala que el Mariscal López, con sus desaciertos y también con sus fulguraciones de visionario y patriota, es el que representa el principio del equilibrio pacífico para la salud del continente antes de la guerra, amenazada por la prepotencia del Imperio portugués. Su identificación inconfundible está en el ideal de conservación de la patria.

A su criterio, fue el gran calumniado de su siglo, por eso es necesario un revisionismo en torno a su figura, para combatir las imposturas de la felonía de estudios cargados con tintas de la alianza y así conmemorar en su inmarcesible memoria al Héroe, al hombre que poseyó uno de los valores morales más firmes que nos ha legado el pasado.