7 de diciembre
Jueves
Lluvioso
21°
25°
Viernes
Tormentas
21°
25°
Sábado
Poco nublado con tormentas
20°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
31°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
martes 4 de octubre de 2016, 09:06

FMI: El "brexit", el frenazo en EE.UU. y el proteccionismo atenazan el crecimiento global

Washington, 4 oct (EFE).- La incertidumbre generada por la anunciada salida del Reino Unido de la UE y un frenazo mayor de lo previsto en EEUU son los principales responsables de un crecimiento global aún "apagado", que puede empeorar si triunfan los llamamientos "populistas" al proteccionismo, ha advertido hoy el FMI.

"Es de importancia vital defender las perspectivas de una mayor integración comercial. Dar marcha atrás al comercio solo puede profundizar y prolongar el actual estancamiento", ha asegurado Maurice Obstfeld, economista jefe del Fondo Monetario Internacional (FMI), en la presentación del informe de cabecera del organismo "Perspectivas Económicas Globales".

Obstfeld ha señalado que el documento subraya la "precaria naturaleza" de la recuperación, ocho años después de la crisis financiera mundial.

La institución financiera insiste así en su alarma sobre las recetas proteccionistas "populistas", que se están escuchando en EEUU y Europa, y que -ha dicho- están alimentadas por la sombra de "un persistente estancamiento".

El crecimiento económico del mundo se prevé que se sitúe en el 3,1 % en 2016 y en el 3,4 % en 2017, en ambos casos sin cambios respecto a julio, y frenado por la notable revisión a la baja de Estados Unidos y las consecuencias negativas del "brexit" para el Reino Unido.

A este lastre, contribuye especialmente Estados Unidos, la primera economía, que se prevé que crezca un 1,6 % este año y un 2,2 % el próximo, seis y tres décimas menos respectivamente que lo calculado hace tres meses.

Por su parte, el Reino Unido verá reducir su crecimiento paulatinamente a un 1,8 % en 2016 y un 1,1 % en 2017, tras el 2,2 % registrado en 2015.

"La incertidumbre sobre el referéndum del 'brexit' hará mella en la confianza de los inversores", ha apuntado Obstfeld, quien ha remarcado que se trata todavía de "una cuestión en marcha" ante las características de la nueva relación entre el Reino Unido y la UE.

Tampoco en la zona euro las perspectivas son muy optimistas, con un crecimiento que sigue contraído, y se prevé sea del 1,7 % este año y del 1,5 % el próximo, en ambos casos una décima más de lo previsto en julio, pero por debajo del 2 % registrado en 2015.

Tras unos años de consecutivas desaceleraciones, las buenas noticias vuelven a proceder de las economías emergentes, que el Fondo espera que crezcan a un ritmo del 4,2 % este año (se mantiene la previsión de julio) y del 4,6 % el siguiente (una décima más).

De hecho, las dudas sobre China se han disipado algo e India parece consolidar su dinamismo de los últimos años.

Las perspectivas para el gigante asiático se mantienen sin cambios, en el marco de su proceso de transición hacia un modelo más basado en el consumo interno, aún con tasas saludables: un 6,6 % estimado para este año y un 6,2 % para el próximo.

La India ve de nuevo revisarse al alza las proyecciones hasta el 7,6 % en 2016 y 2015, en ambos casos dos décimas más.

Asimismo, Rusia, que lleva años en recesión, empieza a ver la luz al final del túnel con una contracción en 2016 cuatro décimas menor de la prevista en julio -del 0,8 % en comparación con la del 1,2 % anticipada entonces-, y la vuelta al crecimiento en 2017.

En América Latina, por su lado, las previsiones apuntan a una contracción algo mayor de lo esperado en 2016, del 0,6 % (dos décimas peor de lo previsto en julio) y un regreso al crecimiento en 2017, que el FMI cifra en el 1,6 %.

La profunda recesión de Brasil (-3,3 % en 2016) y la rebaja de la proyecciones de México a un crecimiento estimado en 2016 del 2,1 % frente al 2,5 % de julio, añaden dudas sobre la recuperación.

El informe se presenta en vísperas de la asamblea anual del FMI y el Banco Mundial (BM) que tendrá lugar esta semana en Washington.

Alfonso Fernández