20 de agosto
Domingo
Parcialmente nublado
21°
Lunes
Parcialmente nublado
21°
Martes
Despejado
17°
26°
Miércoles
Despejado
23°
33°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Economía
sábado 5 de agosto de 2017, 01:00

Fisco insta a trabajar en proyecto alternativo

El Ministerio de Hacienda se mostró conforme con el veto del presidente Horacio Cartes a la ley sancionada por el Congreso, que busca la implementación de un subsidio a la deuda campesina.

El viceministro de Economía, Humberto Colmán, calificó como acertada la decisión del primer mandatario, teniendo en cuenta el perjuicio económico que podría causar la vigencia de una subvención de este tipo.

Instó a los parlamentarios a aceptar el veto y trabajar en un proyecto alternativo para fortalecer la ley de rehabilitación financiera promulgada el año pasado, precisando mejor cómo sería esa reestructuración.

Insistió en que la normativa sancionada tiene muchas falencias que la vuelven una “ley perversa”. En ese sentido, remarcó la falta de una fecha de vencimiento de las deudas y la falta de definición de la cantidad de beneficiarios.

Cuestionó igualmente el artículo de esta ley que habilita, excepcionalmente, al Ministerio de Hacienda a modificar las leyes de Administración Financiera y del Presupuesto General de la Nación, lo que “tira por la borda toda la institucionalidad que tanto ha costado desarrollar” y “pretende vulnerar todo el esquema de reglas de administración financiera y de responsabilidad fiscal que están vigentes”.

APOYO. La ministra de Hacienda, Lea Giménez, también celebró el anuncio del veto hecho por el presidente Horacio Cartes.

A través de su cuenta en la red social Twitter, calificó de “admirable” la decisión del primer mandatario.

Giménez se había mostrado en contra de esta ley desde su presentación en el Congreso, alegando que el fisco no contaba con los recursos para el efecto, lo que supondría el recorte a programas sociales como Tekoporã, pensión a adultos mayores y alimentación escolar.

La secretaria de Estado también había asegurado que la vigencia del subsidio a los campesinos violaría la Ley de Responsabilidad Fiscal, que establece que el déficit fiscal anual no puede superar el 1,5% del producto interno bruto (PIB). Asimismo, rechazó una suba al impuesto al tabaco para financiar la subvención.