10 de diciembre
Sábado
Poco nublado con tormentas
21°
31°
Domingo
Mayormente nublado
19°
30°
Lunes
Parcialmente nublado
22°
32°
Martes
Parcialmente nublado
21°
33°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
jueves 14 de julio de 2016, 22:10

Fiscalía explica por qué se condenó a Rubén Villalba

El fiscal Nelson Ruíz habló este jueves tras la sentencia en el caso masacre de Curuguaty. El mismo explicó cuáles son las pruebas que el Tribunal de Sentencia consideró para condenar a 35 años de prisión a Rubén Villalba.

Nelson Ruíz afirmó que testigos calificados indican que Rubén Villalba fue quien disparó contra el jefe del GEO, Erven Lovera.

"Pruebas testimoniales, testigos calificados, presenciales. La declaración de policías que estaban cerca de Erven Lovera. Ocho de esos testigos señalan que la persona con camisa roja, al extremo derecho, es quien ejecuta el primer disparo con una escopeta. Cuatro hacen una descripción más precisa. Además el comisario Miguel Anoni que hizo tres visitas y las fotografías indican que el de camisa roja era Rubén Villalba", dijo el fiscal.

Además de ello, el agente del Ministerio Público citó a los informes balísticos y forenses que según la acusación, coinciden plenamente con los testimonios. "Tenemos informes balísticos sobre los tipos de heridas que tenía el cuerpo de Erven Lovera. Presentaba 10 a 11 heridas de perdigones. Son parte de las balas. Se extrajeron entre 4 a 5 perdigones. Eso existe y fue presentado como prueba. Los informes dicen que mínimo recibió tres impactos de bala", explicó.

El encargado de la acusación de los 11 campesinos, afirmó que "también la trayectoria balística que fue leve de arriba para abajo, tiene una incidencia brutal en la decisión del tribunal. Condice con las declaraciones de que los campesinos estaban en una leve inclinación superior", dijo a Radio Monumental 1080 AM.

"En lo que se refiere a Rubén Villalba, él se dio a la fuga y estuvo más de un mes desaparecido y se constata que tenía una herida en la cabeza. La información de que Erven recibió otro tipo de heridas de bala es mentira. No tenía ningún argumento hacer una necropsia. Ya que era muy obvia la circunstancia de fallecimientos", señaló.

Sobre las versiones de que Lovera fue asesinado por los mismos policías, porque tenía una bala en la nuca, el fiscal explicó que el ex jefe de GEO, "al recibir la bala a los costados, hizo un giro y caminó un metro. El testimonio coincide con el informe de los profesionales. No se encontró el arma, pero las descripciones de testigos hablan de que varios campesinos con unas 30 armas estaban en forma de U frente a los policías. Solo seis armas fueron incautadas. Nunca dijimos que las armas incautadas fueron las usadas para el homicidio", señaló.

El fiscal negó de que hayan existido dos informes forenses y que se tomó solo uno de ellos como pruebas. "Si es que se menciona eso, debe ser sostenido. Eso no fue sostenido por la defensa. La autopsia se hizo con 7 especialistas en la capital. De los 6 policías fallecidos en el cuerpo de un solo policía se verificó otro tipo de arma. Era una de revolver de calibre 30 y este fue exhibido como evidencia. Fue reconocido como el extraído al peón de Campos Morombí, 15 días antes cuando los campesinos tomaron el lugar. Ninguno recibió arma automática", afirmó.

"La teoría de si se disparó desde el helicóptero debe sustentarse en evidencias de un arma de larga distancia, que dispare con mucha precisión. Y la teoría de francotiradores no concuerda con las municiones de armas encontradas en los cuerpos. Los policías estaban a unos 75 metros de distancia. No se puede entender que el grupo norte dispare hacia el sur cuando los campesinos estaban en el medio como barrera", sostuvo.

Respecto a los cuestionamientos de que las placas radiográficas realizadas a los cuerpos de los policías, Nelson Ruiz relató que durante el juicio "el tribunal exigió las placas y radiografías y se tuvo a mano. La defensa debía haber ofrecido o mencionado su incorporación. Nosotros clasificamos los elementos seleccionados para demostrar nuestra teoría. La defensa no exigió", aclaró.

Según la acusación y los testigos, Rubén Villalba, condenado a 30 años de cárcel y 5 de medidas de seguridad, fue quien lideró a los campesinos e inició el enfrentamiento que derivó en la masacre de Curuguaty.

Condena. El Tribunal de Sentencia condenó a Rubén Villalba y a Luis Olmedo Paredes por homicidio doloso agravado, tentado y consumado; invasión de inmueble y asociación criminal. El primero recibió una pena de 30 años de prisión, más 5 años de medidas de seguridad, y el segundo, 20 años de prisión.

Néstor Castro y Arnaldo Quintana recibieron penas de 18 años de prisión por la comisión de los hechos punibles de homicidio doloso agravado, tentado, asociación criminal e invasión de inmueble.

Mientras que Lucía Agüero, María Fani Olmedo y Dolores López Peralta recibieron penas de 6 años por los delitos de homicidio doloso agravado tentado, asociación criminal e invasión de inmueble en calidad de cómplice.

Por último, Felipe Benítez Balmori, Juan Carlos Tillería, Alcides Ramón Ramírez y Adalberto Castro Benítez recibieron una condena de 4 años de cárcel. Salieron libres al cumplirse la sentencia.

Este jueves se realizó una marcha en repudio de la condena, desde el colegio Cristo Rey hasta el Palacio de Justicia.

APARECEN EN ESTA NOTA