23 de marzo
Viernes
Poco nublado con tormentas
22°
31°
Sábado
Poco nublado con tormentas
22°
32°
Domingo
Tormentas
22°
29°
Lunes
Nublado
22°
31°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Sucesos
lunes 13 de febrero de 2017, 01:00

Fiscala pide mayor prevención de ciberdelitos contra menores

La fiscala Teresa Martínez considera necesario un mayor esfuerzo de educación para prevenir ciberdelitos contra menores de edad, como la pornografía infantil o el acoso virtual. Martínez denunció que en Paraguay las prestadoras de internet y telefonía no imponen ningún tipo de control ni restricción en el uso de teléfonos celulares y computadoras por parte de niños, niñas y adolescentes, que tienen acceso a todo tipo de páginas, hasta pornografía.

Añadió que los adolescentes pueden producir y difundir imágenes, y algunas veces toman fotografías de carácter sexual que comparten en redes sociales. Según la fiscala, en muchos casos, los menores comprenden los riesgos recién cuando sus imágenes han sido publicadas y difundidas de forma masiva.

“No tenemos ninguna ley que permita preservar los datos de tránsito, de forma que podamos investigar quiénes cometen este tipo de delitos en internet. Tampoco hay restricciones cuando las empresas venden teléfonos celulares, acerca de si el usuario es o no mayor de edad”, refirió en una entrevista a la agencia EFE.

Agregó que la falta de control sobre los contenidos a los que acceden los menores de edad también deriva de la falta de conocimiento en nuevas tecnologías de muchos padres, y de la ausencia de educación sexual en las escuelas.

riesgo. Recordó además un caso destacado en el que, en 2014, la falta de control del acceso a internet derivó en la violación de dos menores en Tacumbú. Las adolescentes habían sido contactadas a través de internet por varios reclusos del penal, que tenían acceso a las redes gracias a una biblioteca destinada a capacitarles para su reinserción.

Las dos jóvenes ingresaron en el penal portando documentación falsa y, una vez dentro de la cárcel, entraron a la celda de los internos, donde padecieron abusos sexuales.