10 de diciembre
Sábado
Poco nublado con tormentas
21°
31°
Domingo
Mayormente nublado
19°
30°
Lunes
Parcialmente nublado
22°
32°
Martes
Parcialmente nublado
21°
33°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
jueves 14 de julio de 2016, 01:00

Fiscal pide indagar a monja por caso dólares en convento

Un fiscal argentino pidió citar a declaración indagatoria a, entre otros, una de las monjas del convento en el que fue detenido el ex secretario argentino de Obras Públicas José López cuando intentaba presuntamente introducir bolsas con casi 9 millones de dólares, informaron ayer fuentes jurídicas.

Además, solicitó también que sea llamada a declarar la esposa de López, María Amalia Díaz, y dos empresarios ligados a la obra pública en el kirchnerismo, Andrés Galera y Eduardo Gutiérrez.

El fiscal federal Federico Delgado pidió citar a la religiosa Celia Aparicio después de que apareciera en unas imágenes difundidas este martes ayudando a López a introducir, en la madrugada del pasado 14 de junio en el convento de la provincia de Buenos Aires donde ella vive, las bolsas con el dinero, por lo que él fue detenido esa misma noche. “Las monjas no se limitaron a monitorear la llegada de López al convento, también lo recibieron y ayudaron a ingresar el dinero a la casa. Se manejaron con mucha tranquilidad teniendo en cuenta que a centímetros de la puerta había un fusil apoyado en el piso de la galería”, señala el fiscal en su resolución.

“En esta secuencia de imágenes se puede ver a quien sería la monja Celia Inés Aparicio en el preciso instante en que ingresa las mochilas y los bolsos que contienen el botín junto a José López”, añade Delgado.

Sobre la religiosa más anciana del convento, la madre Alba, Delgado cree que tiene responsabilidad en los hechos, pero pidió que se le realicen exámenes médicos para determinar si puede ser sometida a una causa judicial.

Además, el miembro del Ministerio Público subraya que según se desprende de la investigación, entre la noche del 13 de junio y la madrugada del 14, la madre Alba, encargada del monasterio, se comunicó telefónicamente con la esposa de López hasta en 11 oportunidades. A principios de julio, la hermana Celia Inés habló de los hechos en declaraciones al canal TN. “Le abrí y me dijo acá traigo esto para el monasterio y yo creí que eran bolsos con comestibles, entonces le dije que los dejara en la cocina”, dijo la religiosa. efe