7 de diciembre
Jueves
Lluvioso
21°
25°
Viernes
Tormentas
21°
25°
Sábado
Poco nublado con tormentas
20°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
31°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
viernes 8 de julio de 2016, 14:00

Fiscal general de EE.UU.: "La violencia no puede ser la respuesta"

Washington, 8 jul (EFE).- La fiscal general de EE.UU., Loretta Lynch, hizo hoy un llamamiento a la calma a los estadounidenses ante la muerte esta semana de dos ciudadanos negros a manos de policías blancos y la matanza de agentes ocurrida anoche en Dallas (Texas).

"La respuesta nunca debe ser la violencia, la respuesta debe ser la acción. Calmada, pacífica, cooperativa y determinada acción", afirmó Lynch, la primera mujer negra al frente de la Justicia de Estados Unidos, en una breve declaración en el Departamento de Justicia, tras la cual no admitió preguntas.

El Gobierno de EE.UU. hizo este llamamiento después de que se conociera que el principal sospechoso de la matanza en Dallas, Micah Xavier Johnson, un hombre negro de 25 años, dijera que "quería matar a gente blanca, especialmente a agentes de policía blancos", mientras se mantenía atrincherado en un estacionamiento asediado por la policía.

"Debemos acordarnos de que todos somos estadounidenses, no sólo compartimos una tierra común sino una vida en común", dijo Lynch.

"A todos los estadounidenses: pido que no permitan que los acontecimientos de esta semana se conviertan en una nueva realidad en nuestro país", añadió.

En su mensaje de unidad, la fiscal calificó de "inconmensurable tragedia" que supuso el ataque registrado anoche durante una protesta contra la violencia policial que se desarrollaba pacíficamente en el centro de Dallas y que ha dejado cinco agentes muertos y nueve heridos, de los cuales siete son policías.

El ataque se produjo cuando los manifestantes, al igual que ocurría en otras grandes ciudades del país, protestaban por los últimos incidentes de violencia policial con tintes raciales.

En concreto, la protesta se debía a la muerte de Alton Sterling, un hombre negro al que dos policías blancos dispararon el martes a quemarropa cuando lo tenían sometido en el suelo en Baton Rouge (Luisiana), y del joven Philando Castile, muerto el miércoles en Falcon Heights (Minesota) al ser disparado por un policía que le detuvo en su vehículo por una infracción de tráfico.

"Para aquellos que buscan mejorar nuestro país a través de la protesta pacífica, quiero que sepan que su voz es importante. No se desanimen por los que utilizan sus acciones legales como una coartada para su violencia atroz", dijo Lynch a las personas que han participado en las manifestaciones, a las que prometió proteger.

La muerte de otros ciudadanos negros por disparos de policías blancos ha provocado el nacimiento de un nuevo movimiento civil a nivel nacional, llamado "Black Lives Matter" ("Las vidas negras importan") y que reclama el fin de la violencia policial contra la comunidad afroamericana.

Estados Unidos ha vivido repetidos episodios de tensión racial desde hace más de un año, especialmente tras la muerte en Ferguson (Misuri) en agosto de 2014 del joven negro Michael Brown a manos de un agente blanco que luego fue exonerado de todos los cargos.