10 de diciembre
Sábado
Poco nublado con tormentas
21°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
30°
Lunes
Mayormente nublado
22°
32°
Martes
Mayormente nublado
21°
31°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Política
jueves 30 de junio de 2016, 01:00

Fiscal critica falta de informatización de trámites

El fiscal anticorrupción, René Fernández, criticó ayer el proceso mediante el cual se maneja la adjudicación de las tierras públicas e indicó que ello facilita los ilícitos del tipo que salió a luz tras la investigación de Última Hora y Latele sobre venta de tierras del Indert.

En conversación con radio Monumental, Fernández explicó que el funcionario del Indert que ofrecía tierras estatales, lo hacía porque esos expedientes eran manejados solo en la oficina regional del ente agrario.

Destacó que al no estar asentados en el sistema informático del Indert, se pueden dar casos como el que salió a luz, donde el funcionario trabajaba con una inmobiliaria y la oferta de las tierras se realizaba a través de páginas comerciales de internet.

Fernández calificó al trámite para la adquisición de tierras del Estado como “precario, y artesanal”.

Desaparecen. El agente fiscal destacó además que los funcionarios del Indert pueden hacer aparecer y desaparecer expedientes, con lo que se ahonda el caos en la institución y se da lugar a procesos irregulares como el descubierto mediante la investigación periodística.

“Realmente es muy precario el manejo administrativo, que hace que todo este tipo de maniobras sea posible”, agregó el fiscal.

La investigación de Última Hora y Latele demostró cómo una persona podía adquirir ilegalmente tierras públicas.

Ante ello, la Fiscalía allanó, el martes pasado, una escribanía de Ciudad dele Este y la sede regional del Indert de dicha ciudad.

Ello ante la constatación de la intención de vender una propiedad subsidiada de G. 12 millones, a un precio de USD 300.000.

La Ley 4682, del año 2012, prohíbe la venta de derecheras y la sanciona con 2 a 5 años de cárcel, pero el caso ventilado por la investigación periodística demuestra que el ilícito goza de buena salud.