26 de junio
Lunes
Mayormente nublado
20°
28°
Martes
Parcialmente nublado
20°
28°
Miércoles
Mayormente nublado
17°
27°
Jueves
Nublado
16°
26°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Nacional
martes 20 de septiembre de 2011, 20:36

Firman acuerdo de compra de más de 14 mil hectáreas de tierra para indígenas Enxet

Una empresa privada y el Estado firmaron un acuerdo de compra de más de 14 mil hectáreas de tierra para la comunidad indígena Sawhoyamaxa del pueblo Enxet. El grupo se encuentra ubicado entre las localidades de Pozo Colorado y Concepción.

El documento fue firmado el pasado 15 de setiembre y este martes se hace público. Suscribieron el acuerdo el abogado Daniel Lobo Corveta, representante de las empresas Kansol SA y Roswell & Company SA, y el Procurador General de la República, Enrique García.

Además, lo firmaron la titular del INDI, Lida Acuña y los representantes convencionales de la comunidad.

El acuerdo da paso al proceso de adquisición de unas 14.404 hectáreas de tierra a favor de la comunidad indígena.

La comunidad Sawhoyamaxa se encuentra asentada a la vera de la Ruta Coronel Rafael Franco que une las localidades de Pozo Colorado y Concepción, a la altura del kilómetro 370, en el Departamento de Presidente Hayes.

La integran unas 90 familias que sobreviven en precarias condiciones, siendo una de las colectividades originarias más vulnerables de la región.

En 2006 la Corte Interamericana de Derechos Humanos de la OEA condenó al Paraguay a restituir sus tierras a la Comunidad Sawhoyamaxa.

Además, Paraguay debía indemnizar a los familiares de 19 víctimas que fallecieron por falta de atención médica.

Asimismo, se le impuso al Estado la obligación de asignar un fondo de desarrollo comunitario de 1.000.000 de dólares americanos que deberá ejecutarse una vez que los Enxet vuelvan a sus tierras.

En el mes de noviembre próximo, durante el último periodo de sesiones correspondiente a este año, la Corte IDH realizará audiencias de supervisión de cumplimiento de las tres sentencias que ha pronunciado contra Paraguay, referidas a comunidades indígenas, que datan del 2005, 2006 y 2010. En esta ocasión el gobierno de Fernando Lugo deberá rendir cuentas sobre cada una de ellas.