23 de agosto
Miércoles
Despejado
24°
32°
Jueves
Despejado
25°
35°
Viernes
Despejado
23°
35°
Sábado
Muy nublado
20°
34°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
domingo 25 de junio de 2017, 01:00

Fin de las FARC marca el final de la guerrilla más antigua de América

EFE

BOGOTÁ - COLOMBIA

Pese a que Colombia se ha convertido en un ejemplo para el mundo en materia de paz al lograr que la mayor y más antigua guerrilla del continente, las FARC, entregue sus armas y pase a la vida civil, persisten varios focos de violencia que sacuden al país de forma intermitente.

El atentado en el Centro Comercial Andino de Bogotá, que el 17 de junio dejó 3 muertos y 8 heridos, al igual que el secuestro del periodista Derk Johannes Bolt y el camarógrafo Eugenio Ernest Marie Follender, ambos de nacionalidad holandesa, muestran que todavía falta camino por recorrer para alcanzar la paz duradera que pregona el Gobierno.

Estos actos suponen un mensaje para la Administración del presidente colombiano, Juan Manuel Santos, porque muestran que el conflicto subsiste en regiones como el Catatumbo, en la frontera con Venezuela, donde fueron secuestrados los dos holandeses, también el 17 de junio, por la guerrilla del ELN que a la medianoche de este viernes los dejó en libertad.

La desmovilización, el desarme y la conversión en un movimiento político legal de las FARC representa no solo la desaparición de la guerrilla más antigua del hemisferio, sino el virtual final en América Latina de los grupos armados de izquierda que surgieron desde los sesenta.

Aunque en Colombia se mantiene activo el Ejército de Liberación Nacional (ELN), que apareció en 1964, casi al tiempo con las FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia), su lucha y la de otros pequeños grupos que subsisten refleja poco de la proliferación de organizaciones de las décadas pasadas.

Muchos de esos grupos se inspiraron en la guerrilla que triunfó en la Revolución cubana, que se gestó a finales de los cincuenta bajo el liderazgo de Fidel Castro.

EL ELN, EL ÚNICO. Fue la década de los sesenta la que vio el surgimiento de grupos alzados en armas en varios países de la región, de los cuales el único que subsiste es el ELN.

En Nicaragua nació el Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), en Uruguay el Movimiento de Liberación Nacional Tupamaros y en Argentina los Montoneros.

Por la misma época también empezaron a abrir paso en Venezuela las Fuerzas Armadas de Liberación Nacional (FALN), en Chile el Movimiento Izquierda Revolucionaria (MIR) y en Brasil la Acción Libertadora Nacional (ALN), la Vanguardia Popular Revolucionaria (VPR) y la guerrilla de Araguaia.

ACUERDOS DE PAZ. Uno de los protagonistas de la Revolución cubana, el argentino Ernesto Che Guevara, que trató de impulsar en Bolivia una guerrilla. Pero el intento fracasó en 1967, después de que el Che, figura icónica de la izquierda que se armó en América Latina, fue capturado y ejecutado.

En los setenta surgió en Argentina el Ejército Revolucionario del Pueblo (ERP), mientras que en la década de los ochenta entraron en escena el Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), en El Salvador; Sendero Luminoso y el Movimiento Revolucionario Túpac Amaru, en Perú; la Unidad Nacional Revolucionaria Guatemalteca (URNG), en Guatemala; el Frente Patriótico Manuel Rodríguez (FPMR), en Chile; y el Alfaro Vive Carajo, en Ecuador.

Además de las FARC y del ELN, Colombia vio la aparición de numerosos grupos guerrilleros en las últimas décadas, casi todos desmovilizados tras acuerdos de paz.