27 de julio
Jueves
Despejado
17°
33°
Viernes
Despejado
19°
31°
Sábado
Despejado
19°
32°
Domingo
Despejado
18°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
lunes 18 de julio de 2016, 23:58

Filipinas rechaza iniciar conversaciones bilaterales con China tras el fallo de La Haya

Manila, 19 jul (EFE).- Filipinas ha rechazado una oferta de conversaciones bilaterales con China sobre el conflicto del mar de China Meridional al exigir Pekín que no se tenga en cuenta el fallo de la Corte Permanente de Arbitraje de La Haya (CPA), aseguró hoy el ministro de Exteriores filipino, Perfecto Yasay.

"El ministro de Exteriores chino nos pidió que iniciáramos reuniones bilaterales al margen de la sentencia arbitral", explicó Yasay en una entrevista con la emisora filipina ABS-CBN.

"Le dije que eso no es coherente ni con nuestra Constitución ni con nuestros intereses nacionales", agregó el ministro.

El pasado martes, la CPA falló en favor del Gobierno filipino en la disputa territorial del mar de China Meridional que enfrenta a Manila y Pekín, y concluyó que el Gobierno chino no tiene derechos históricos sobre los recursos en muchas de las áreas que reclama.

Sin embargo, China ha rechazado rotundamente esta sentencia, que ha tachado de "ilegal" e "injusta".

Yasay explicó asimismo en la entrevista que se entrevistó con su homólogo chino, Wang Yi, durante la Cumbre Europa-Asia (ASEM) celebrada el pasado viernes y sábado en Mongolia, en la que el político chino insistió que Filipinas "no haga ningún tipo de comentario sobre la decisión de la CPA".

Además, apuntó el ministro filipino, Wang amenazó con que "podría producirse una confrontación" entre China y Filipinas si Manila no cambia de opinión.

"China tendrá que reconsiderar su posición en este asunto. Tienen que aprender a respetar a la comunidad internacional", aseveró Yasay.

Sin embargo, el representante del Gobierno filipino apuntó que aun cree que existe la posibilidad de emplear una forma alterna de iniciar negociaciones bilaterales y propuso sendas visitas oficiales de los jefes de Gobierno de Filipinas y China.

"El presidente (filipino Rodrigo) Duterte aún no ha llamado al presidente chino (Xi Jinping). Sería buena idea que Duterte visitara China, y que Xi viniera a Filipinas", declaró Yasay.

La disputa entre Manila y Pekín gira entorno al atolón de Scarborough y a parte de las islas Spratly, un grupo de más de 750 arrecifes, islotes, atolones y cayos cuya soberanía reclaman también total o parcialmente Brunei, Malasia, Taiwán y Vietnam.

La tensión en el mar de China Meridional ha aumentado en los últimos años por culpa de altercados, acusaciones cruzadas entre los gobiernos reclamantes y un aumento de la presencia militar en la zona por parte del Ejército chino.

Por su parte, Filipinas ha firmado acuerdos estratégicos con EEUU, Japón y Vietnam para contrarrestar la presencia china.