2 de diciembre
Viernes
Poco nublado con tormentas
22°
33°
Sábado
Poco nublado con tormentas
20°
29°
Domingo
Mayormente despejado
20°
31°
Lunes
Mayormente despejado
24°
34°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
jueves 14 de julio de 2016, 00:18

Filipinas dice que el fallo sobre la disputa territorial con China debe ser respetado

Manila, 14 (EFE).- Filipinas dijo hoy que el fallo emitido el pasado martes por la Corte Permanente de Arbitraje de La Haya (CPA) que le da la razón en su disputa con China sobre territorios del mar de China Meridional "debe ser respetado".

El Gobierno de Filipinas hizo estas afirmaciones en un comunicado enviado a la prensa en el que explica los asuntos que el ministro de Exteriores del país, Perfecto Yasay, tratará durante la cumbre Asia-Europa (ASEM) que se celebrará mañana y el sábado en Mongolia.

"El ministro Yasay también debatirá (...) la postura pacífica de Filipinas sobre el mar de China Meridional y la necesidad de que las partes implicadas respeten la reciente decisión de la Corte de Arbitraje", apunta el Ministerio de Exteriores de Filipinas en el texto.

Desde que la CPA anunciara su fallo a favor de Filipinas sobre el conflicto territorial del mar de China Meridional, Manila se ha mostrado muy cauta en sus declaraciones, y aunque aplaudió la decisión judicial también pidió "moderación y sobriedad".

Asimismo, el Gobierno de Filipinas subrayó que no iba a hablar de sus conclusiones o posibles acciones en relación a la resolución hasta que los expertos filipinos no hubieran analizado la sentencia del tribunal internacional detenidamente.

Según aseguró ayer el portavoz de la Presidencia de Filipinas, Ernesto Abella, la administración filipina se está preparando para "la respuesta correcta en el momento adecuado", apunta el diario local "Inquirer".

"Estoy seguro de que todo se va a hacer por el bien común, especialmente para el de aquellos que están directamente implicados", agregó.

La CPA anunció su fallo sobre el conflicto territorial del mar de China Meridional el pasado martes tras más de tres años de proceso judicial, iniciado en enero de 2013 cuando Filipinas presentó una denuncia al considerar que China había empezado a ocupar territorios pertenecientes a la zona económica exclusiva filipina.

La disputa entre Manila y Pekín gira entorno al atolón de Scarborough y a parte de las islas Spratly, un grupo de más de 750 arrecifes, islotes, atolones y cayos cuya soberanía reclaman también total o parcialmente Brunei, Malasia, Taiwán y Vietnam.

La tensión en el mar de China Meridional ha aumentado en los últimos años por culpa de altercados, acusaciones cruzadas entre los gobiernos reclamantes y un aumento de la presencia militar en la zona por parte del Ejército chino.

Por su parte, Filipinas ha firmado acuerdos estratégicos con EEUU, Japón y Vietnam para contrarrestar la presencia china.