19 de agosto
Sábado
Poco nublado con tormentas
13°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
22°
Lunes
Despejado
11°
23°
Martes
Despejado
17°
27°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Nacional
miércoles 19 de julio de 2017, 14:00

Filártiga califica de populista y anárquica marcha campesina

El director del Hospital del Trauma, Aníbal Filártiga, criticó la marcha campesina y la calificó como populista y anárquica. Lamentó que se estén "violando los derechos de terceros" por más que el reclamo sea legítimo.

"Es populismo y una situación anárquica que no se justifica. No se pueden reclamar derechos, violando el derecho de los otros", expresó el médico en comunicación con la 1020 AM este miércoles.

Sostuvo que las reivindicaciones de los campesinos son legítimas, pero no se justifica la manera en que lo hacen.

Lamentó que este grupo de campesinos sea siempre el "patito feo" ya que ningún gobierno se ocupa real y correctamente de ellos salvo en épocas eleccionarias, pero después los dejan en el olvido. "Y son legítimas algunas reivindicaciones que hacen", explicó.

"No discuto, tendrán sus razones, y no sé si todas las deudas se deben a catástrofes o problemas climáticos, si todo se refiere a la agricultura, pero ese no es un problema mío, soy médico y no tengo por qué ponerme a juzgar eso", manifestó Filártiga.

"Son grupos olvidados de nuestra sociedad, pero independientemente de eso me opongo absolutamente a que se tomen estas medidas que inciden en otras actividades y no se justifica de ninguna manera", culminó.

La marcha campesina se realiza en el centro de Asunción hace dos semanas y cada vez con más intensidad.

Este miércoles, las medidas fueron más drásticas, encendieron fogatas y tuvieron varios encontronazos, especialmente con los motociclistas, quienes intentaron pasar en medio de la marcha.

Desde el Ejecutivo ya dijeron que no hay dinero para la condonación de las deudas que según un proyecto de los campesinos llega a los USD 34 millones, y que de hecho, ni siquiera estaba establecido en el acuerdo firmado por los mismos manifestantes en el 2016, cuando ya recibieron G. 10 mil millones como resarcimiento por las pérdidas de cultivos a causa de las condiciones climáticas.