miércoles 22 de octubre
Cotización del DÓLAR
G 4600
compra
G 4690
venta
DÓLAR
G 4600
compra
G 4690
venta
PESO AR
G 310
compra
G 345
venta
REAL
G 1750
compra
G 1850
venta
PESO UY
G 180
compra
G 250
venta
EURO
G 5650
compra
G 5900
venta
YEN
G 38
compra
G 50
venta
clima
30º C
Parcialmente nublado
Edición Impresa
Economía
lunes 23 de marzo de 2009, 00:00

Fijación del salario minimo debe tener en cuenta las condiciones económicas del país

0
Imprimir Agrandar Achicar
Pregunta: En sus anteriores columnas quedó claro que no conviene en estos meses aumentar ni los impuestos ni los salarios mínimos, pero que hay que controlar que los actuales sean pagados. No obstante, ¿de qué "condiciones económicas" debe depender su aumento y quién, en el ordenamiento institucional del país, es el que debe tomar la decisión?<br/><br/>Respuesta: Hay dos preguntas importantes en su cuestionamiento: las condiciones económicas a ser tenidas en cuenta y quién decide por el aumento de los salarios mínimos. Empecemos por la primera. La segunda la responderé en la próxima columna.<br/><br/>A tal efecto, es importante re–leer atentamente lo que establece el Código Laboral vigente. Para no incurrir en repeticiones innecesarias, la citación del Art. 256 y su comentario ya fueron realizados en la columna anterior del lunes 9 de marzo pasado. Así que a continuación se citan otros artículos que vienen a cuento.<br/><br/>"Artículo 249. – Salario mínimo es aquel suficiente para satisfacer las necesidades normales de la vida del trabajador consistentes en: alimentación, habitación, vestuario, transporte, previsión, cultura y recreaciones honestas considerándolo como jefe de familia.<br/><br/>"Artículo 250. – El salario vital, mínimo y móvil será fijado periódicamente con el fin de mejorar el nivel de vida, tomando en cuenta los siguientes factores: a) El costo de vida de la familia obrera, según el tiempo y lugar, en sus elementos fundamentales, de acuerdo con el artículo anterior; b) El nivel general de salarios en el país, o región donde se realice el trabajo; c) Las condiciones económicas de la rama de actividad respectiva; d) La naturaleza y rendimiento del trabajo; e) La edad del trabajador, en la medida que influya sobre su productividad; y, f) Cualesquiera otras circunstancias que fuesen congruentes a la fijación."<br/><br/>Así como en el ya analizado Art. 256 se hace referencia expresa a la necesidad de comprobarse una "profunda alteración de las condiciones de la zona o industrias, motivadas por factores económico–financieros" para "modificar" el salario mínimo, en el precedente Art. 250 se establece además que el "salario vital, mínimo y móvil será fijado periódicamente con el fin de mejorar el nivel de vida, tomando en cuenta", entre otros factores, "las condiciones económicas de la rama de actividad respectiva".<br/><br/>Está clarísimo, por lo tanto, que la variable del salario mínimo depende directamente de las condiciones económicas del entorno. Vale decir que en épocas de crisis múltiple, desde el punto de vista macroeconómico, es sensato postergar el aumento del salario mínimo sobre todo cuando en las últimas semanas se ha venido produciendo deflación en el país. Esto significa que el nivel de precios ha caído. Levemente, pero ha caído, en particular el de alimentos.<br/><br/>Cuestión discutible, desde el punto de vista legal, es la disposición relativa al costo de vida de la familia obrera y a su indicador. Desde el último aumento del salario mínimo en octubre de 2007, la sumatoria de los Índices de Precios al Consumidor del Banco Central ha sobrepasado el 10%. De acuerdo con la normativa vigente, este es ya un derecho adquirido de los trabajadores para solicitar un aumento.<br/><br/>Por otro lado, es riesgoso argumentar legalmente que el legislador hubiese previsto también la disminución del salario mínimo, cuando establece su "modificación" (Art. 256). La normativa laboral es poco clara al respecto. Ya que en el Art. 250, arriba citado, se establece el objetivo de "mejorar el nivel de vida" del trabajador, lo que difícilmente se lograría disminuyendo el salario, como es obvio. Vale decir que en un diferendo llevado a la Justicia, habría argumentos legales para ambas posiciones. Pero no nos olvidemos de que lo consuetudinario es que, en casos de conflicto entre patrones y trabajadores, nuestros jueces tienen la tendencia a fallar a favor de estos últimos.<br/><br/>Recordemos también que el salario mínimo legal es pagado por la minoría de las empresas del país, que su aumento beneficiaría a menos de la cuarta parte de la población económicamente activa así como a menos del 10% de la población total y que, socialmente hablando, iría en perjuicio de la inmensa mayoría que no lo percibe, porque con él aumenta el costo de vida.<br/><br/>Finalmente, en estas cuestiones interdisciplinarias es sumamente importante solicitar el concurso de especialistas, vale decir en este caso de los laboralistas. Hay opiniones encontradas al respecto.<br/><br/>Dr. Ricardo Rodríguez Silvero<br/><br/>

Aviso:
- Los comentarios vertidos en las notas son de exclusiva responsabilidad de quienes lo emiten
y no reflejan la postura de Editorial El País S.A.
- Los mensajes de tipo SPAM serán eliminados.
0 Comentarios