7 de diciembre
Miércoles
Poco nublado con tormentas
24°
31°
Jueves
Tormentas
22°
28°
Viernes
Lluvioso
21°
26°
Sábado
Muy nublado
20°
29°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
lunes 11 de julio de 2016, 08:26

Ferreiro asegura que condena a campesinos sería un "precedente terrible"

El intendente de Asunción, Mario Ferreiro, calificó que sería un precedente terrible la condena de los campesinos acusados por la matanza de Curuguaty. El jefe comunal llegó hasta la Plaza de la Justicia para brindar su apoyo a los familiares de los labriegos procesados.

A Mario Ferreiro le parece improcedente castigar a inocentes si nunca se buscó la verdad con relación a la matanza ocurrida el 15 de junio de 2012 en las tierras de Marina Cué, Curuguaty, en donde 11 campesinos y 6 policías perdieron la vida.

"Eso puede dejar un precedente terrible", expresó el jefe comunal al momento de llegar hasta la Plaza de la Justicia, en donde familiares de los labriegos acusados y ciudadanos hacen vigilia desde hace varios días, a la espera de la lectura de la sentencia a llevarse a cabo este lunes.

Mencionó que el caso Curuguaty está siendo observado por organismos internacionales de Derechos Humanos y es posible que el Paraguay reciba sanciones por las numerosas irregularidades registradas durante el proceso judicial.

"Esto despierta inseguridad en la ciudadanía desde el punto de vista jurídico porque cualquier ciudadano puede ser sometido a la Justicia pero, si no existe el debido proceso, es probable que sea condenado. No puede ser que una vez más se corte el hilo por el lado más débil", afirmó.

El intendente dijo que los labriegos no tuvieron oportunidad de defenderse y el Ministerio Público tampoco pudo demostrar cuáles fueron las armas utilizadas para matar a las 17 personas.

"Hablamos simplemente de un armado para justificar una sentencia. Vine acá como ciudadano y no como intendente que pide la absolución de los campesinos. Como ciudadano me indigna que la acusación se base en hechos no concretos. Inocentes están pagando", afirmó.

Pese a que hubo 11 campesinos fallecidos, los jueces dictan esta siesta el veredicto sobre la muerte de 6 policías (homicidio doloso y tentado), además de invasión. La Fiscalía pide penas de hasta 40 años.

"Considero que la lectura de sentencia se dará en un ambiente de injusticia. Nadie está de acuerdo con una condena anticipada", agregó Ferreiro.

Con una fuerte presión social, a la que se sumó incluso la Iglesia Católica, los jueces Ramón Trinidad Zelaya, Samuel Silvero y Benito González, que conforman el Tribunal de Sentencia que juzga a los acusados, tienen previsto dictar, a las 13.00, la resolución del caso, donde condenarán o absolverán a los once procesados.

Con ello, para Villalba pidieron la máxima pena de 30 años de cárcel y 10 años de medidas de seguridad, mientras que para Olmedo requirieron 25 años de cárcel. Luego, solicitaron sanciones de entre 20 y 5 años de encierro para todos.

APARECEN EN ESTA NOTA