7 de diciembre
Miércoles
Poco nublado con tormentas
23°
30°
Jueves
Lluvioso
21°
27°
Viernes
Lluvioso
21°
26°
Sábado
Mayormente nublado
19°
29°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
lunes 3 de octubre de 2016, 20:45

Fernandinho espera un salto importante de Brasil pero elogia el presente de Bolivia

Natal (Brasil), 3 oct (EFE).- El centrocampista Fernandinho destacó hoy la importancia de que Brasil gane sus dos próximos encuentros de las eliminatorias sudamericanas del Mundial a Bolivia y Venezuela, para "dar un salto importante" en la clasificación.

"Si conquistamos seis puntos tendremos una buena ocasión de dar un salto en la tabla", destacó en una rueda de prensa celebrada en el estadio Arena das Dunas de Natal, donde el jueves la Canarinha recibirá a la selección de Bolivia en la novena jornada.

Con quince puntos, los mismos que Argentina, la selección brasileña es segunda en la clasificación, sólo por detrás de la de Uruguay, que tiene dieciséis.

El jugador del Manchester City inglés recordó que Bolivia, que con siete puntos ocupa la antepenúltima posición, sacó un empate a Chile (0-0) y se impuso en casa a Perú (2-0).

Dijo que contra Bolivia "no será un partido fácil" y admitió la importancia que ha tenido desde su llegada a la Verde el entrenador argentino Ángel Guillermo Hoyos.

Fernandinho, que tras ser importante para Luiz Felipe Scolari durante el Mundial de Brasil 2014 perdió peso durante la era de Dunga, dijo sentirse "orgulloso y feliz" por haber vuelto a la selección que ahora orienta Tite.

"Después de estar un tiempo fuera, cuando recibes una nueva oportunidad, intentas hacerlo todo mejor y poner todo lo que sabes en práctica", dijo el jugador de 31 años.

El centrocampista del Manchester City dijo sentirse "preparado" para participar en el próximo partido, "si el seleccionador así lo requiere", ya que, según comentó, tanto su equipo como la selección de Brasil juegan con "sistemas tácticos muy parecidos".

Antes de la rueda de prensa, la selección realizó una entrenamiento ante unos 10.000 aficionados que pudieron acceder al estadio Arena das Dunas a cambio de una donación de un kilo de alimentos para instituciones de caridad.

Durante la sesión, Tite dejó trabajando al margen a Neymar, Filipe Luis, Miranda, Giuliano y al propio Fernandinho, debido a que jugaron con sus clubes el pasado domingo.

Los aficionados, que ovacionaron cada gol marcado por los otros jugadores, también pudieron disfrutar de un amplio repertorio de filigranas del astro del Barcelona.

La Confederación Brasileña de Fútbol informó de que el delantero Gabriel Jesús, que este mismo lunes debía jugar con el Palmeiras un encuentro de la liga, se unirá mañana al resto del grupo.

Brasil recibirá a Bolivia el 6 de octubre en Natal, capital del estado de Río Grande do Norte, y cuatro días después visitará a Venezuela en el estadio Olímpico Metropolitano de Mérida.