10 de diciembre
Sábado
Poco nublado con tormentas
21°
29°
Domingo
Mayormente nublado
19°
30°
Lunes
Parcialmente nublado
22°
32°
Martes
Parcialmente nublado
21°
33°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
martes 16 de agosto de 2016, 22:07

Feria del Libro arranca en Panamá con llamado urgente a invertir en educación

Panamá, 16 ago (EFE).- La XII Feria Internacional del Libro (FIL) de Panamá, con autores de 16 países de América y África, y Estados Unidos como invitado especial, arrancó hoy con un llamado "urgente" a invertir en educación y aprendizaje, e incluir la lectura en la canasta básica de los panameños.

La Cámara Panameña del Libro (CPL), organizadora de la FIL, está lista para sumarse al "propósito urgente" de mejorar la capacidad de aprendizaje y la lectura comprensiva para acabar con la deserción escolar y combatir la pobreza y la ignorancia, dijo su presidenta Orit Btesh, en el acto de apertura.

La lectura comprensiva es la puerta hacia el conocimiento por el resto de la vida, y esto "es lo único que nos sigue como una sombra y nos proyecta por encima de nuestro destino", resaltó Btesh ante el ministro de la Presidencia, Álvaro Alemán; el viceministro de Educación, Carlos Staff; y el representante en Panamá del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Fidel Jaramillo.

A diferencia del desarrollo de otros países, en Panamá, resaltó Btesh, "los Gobiernos se esfuerzan por subsidiar a los pobres, cuando lo que queremos es abandonar la pobreza, y eso exige subsidiar una Revolución Educativa".

La directora de la FIL señaló que tal vez se necesiten programas modelo de aprendizaje y anticipar una política interna dirigida a combatir la ignorancia, "semilla de la violencia", ya que, dijo, "tenemos artefactos (jóvenes) socialmente explosivos que desactivar en casa".

Btesh expresó su desacuerdo en que tantos estudiantes que se gradúan del bachillerato en Panamá "salgan como si no hubieran entrado", porque es "incomprensible" que existan más de 200.000 jóvenes "que no estudian ni trabajan cuando su país los necesita".

Tampoco concibe, agregó, que "con tanta información disponible, más de 300 niñas salgan embarazadas cada mes".

"Si suponen que leer y que educarse bien es costoso, entonces no quieran saber lo que como país nos va a costar la ignorancia", remarcó.

Btesh fue más allá y le planteó al Gobierno Nacional la "petición urgente" para que "incluya a la lectura entre los productos de la Canasta Básica Familiar", pues, indicó, "como dicen popularmente: Si quieres ser alguien en la vida, tienes que comer libro".

El ministro Alemán destacó que hace 15 años no existía una actividad tan convocante como la FIL, que se dedicara a la promoción de la lectura y de los libros, y a la democratización del conocimiento y las artes.

Dijo que estas labores son parte de la tarea de extensión de la que el Estado y los Gobiernos no deben sustraerse, so pena de hipotecar el futuro del pueblo "en favor de la ignorancia y de las pasiones vulgares que empobrecen y hunden en el atraso a la vida material y espiritual de los pueblos".

Por eso afirmó que el Gobierno Nacional "va a continuar apoyando con responsabilidad y entusiasmo a la Feria Internacional del Libro", y lo hará "a través de todas las instituciones de cultura, educación y promoción de la lectura que tenemos", sostuvo, y excusó al presidente, Juan Carlos Varela, por no asistir a la inauguración.

Btesh, organizadora de la Feria y propietaria de la cadena de librerías "El hombre de La Mancha", dio la bienvenida a EE.UU., invitado de honor de esta nueva edición de FIL, país que, afirmó, "es una excelente demostración de que el motor del universo es el cambio".

Destacó que "desde sus buses escolares camino a las escuelas, sus formidables redes viales, pasando por la era satelital, hasta la súper autopista de la información, (Estados Unidos) es una nación eficiente porque está conectada. Su excelencia académica de nivel superior, su reingeniería ante la dificultad es admirable".

EE.UU. estará representado en autores como Anna Todd, Ken Rossignol y Amanda Filipachi, entre otros.

La FIL, con el lema "Un libro, un viaje a la imaginación", ofrecerá hasta el próximo domingo, en el centro de convenciones Atlapa, una amplia programación que incluye talleres, foros sobre temas que van desde ambiente hasta comercio, un espacio dedicado a los niños, además de obras de teatro y musicales.

La actividad cuenta con el apoyo del Gobierno panameño, la Alcaldía de Panamá, la Organización de Estados Iberoamericanos (OEI) y el BID, entre otros.

A la "fiesta de las letras" panameña asisten autores 16 de países como Colombia, Cuba, Chile, España, Guatemala, México, Nicaragua, Perú, Puerto Rico, Reino Unido, Venezuela y Marruecos.

Entre sus más de 300 actividades, la feria conmemorará a Miguel de Cervantes, William Shakespeare y al Inca Garcilaso de la Vega, y también será sede del Seminario de Derecho de Autor y del Tercer Congreso Docente de Promoción de la Lectura en el que participarán 500 maestros.

El evento contará con más de 100.000 títulos, 63 expositores, 27 casas editoriales y 15 distribuidoras.