6 de diciembre
Martes
Mayormente nublado con tormentas
22°
32°
Miércoles
Mayormente nublado con tormentas
23°
32°
Jueves
Lluvioso
21°
28°
Viernes
Lluvioso
20°
26°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
domingo 31 de julio de 2016, 23:43

Felipe González dice que países como China o India deben actuar en la crisis de Oriente Medio

Buenos Aires, 31 jul (EFE).- El expresidente del Gobierno español Felipe González (1982-1996) aseveró hoy en Buenos Aires que más allá de Estados Unidos o la Unión Europea, la responsabilidad en el conflicto en Oriente Medio debería ser "global" y contar con el compromiso de "nuevos actores" como China o India.

González hizo estas afirmaciones en el coloquio "El Conflicto en Oriente Medio, una crisis global", celebrado en la noche de este domingo en el Teatro Colón de la capital argentina, y en el que también participó el pianista y director de orquesta Daniel Barenboim.

"Cuando hay un conflicto agudo y la gente se siente muy atenazada por los problemas de refugiados, muertes de niños o los bombardeos, en los medios de comunicación y en la opinión pública es 'cómo la comunidad internacional no interviene para resolverlo'", señaló el exmandatario español.

Es así que criticó que la sociedad y la prensa acoten ese campo de actuación a EEUU y la UE.

"Y ahí se acaba la comunidad internacional... o se supone que se acaba, porque toda la presión se establece sobre esos dos actores. Todavía EEUU con mucha más capacidad, (pero) la UE en un proceso relativo de decadencia y con pocas capacidades", remarcó.

Por tanto, añadió que "nuevos actores tienen que comprometerse" para buscar salidas al conflicto, y puso el ejemplo de China y la India, que "no han entrado en la responsabilidad".

"La responsabilidad debería ser global, y el mundo ha cambiado muy rápidamente y hay nuevos actores", acotó quien fuera líder del Partido Socialista Obrero Español.

A juicio de González, se está viviendo una crisis "gravísima", pero señaló que no quiere ser pesimista, ya que cree que "a pesar de todo" lo que se está sufriendo, "el mundo es mejor que hace 100 años".

"Y mucho menos se puede ser pesimista en esta región del mundo (en referencia a Latinoamérica). Es la única región del mundo donde la convivencia entre las religiones es la más cordial, la menos tensa, que no pasa en ningún otro lugar del planeta", afirmó, para destacar que se ha entrado "en un modo de hacer política que parece más psicopolítica que política".

A su modo de ver, se ha perdido el sentido práctico para buscar la paz.

"La gente se queda declamando principios mientras que los niños se mueren y la gente se desplaza. Hay que buscar caminos para el entendimiento y para la paz con un sentido práctico", argumentó.

Además, el expresidente del Ejecutivo español se refirió a las declaraciones del papa Francisco en las que la pasada semana afirmó que "el mundo está en guerra porque ha perdido la paz", pero no "una guerra de religiones".

"Aunque el papa Francisco dice que no son guerras religiosas hay razones religiosas y de otra naturaleza, pero sin duda son guerras religiosas", espetó González en el debate, moderado por el empresario Hugo Sigman.

En su opinión, Occidente "ha metido la pata muy seriamente" en los últimos 20-25 años en Oriente Medio, aunque matizó que "antes también".

En este sentido, remarcó que la última guerra de Irak fue un "desgarramiento" imposible y la guerra de Libia ha destruido ese país para 20, 30 o 40 años.

Sobre la primera de esas contiendas a las que se refirió, recordó que "era lo que llamaban la guerra de las mentiras" y "absolutamente innecesaria que ha destruido un país".

"Sobre todo me preocupa que se tome una determinada decisión, un impulso, se haga la faena que hay que hacer y después nadie se sienta responsable. Que eso es lo que da agobio ver en Libia, que el país está destruido", matizó.

"Alguna cosa habrá que hacer para intentar ayudar a recomponerlo que no sea más militares. Ahí tenemos mucha responsabilidad", añadió.

Tras considerar que en los últimos 20 años las pensiones en Europa se han podido pagar por los flujos de emigrantes de la década de 1960, agregó que lo que ahora hay es "un fenómeno muy peligroso de miedo inoculado en la gente, de nacionalismos excluyentes, de xenofobia y eso está teniendo recorrido".

"Es muy fácil aprovecharse del miedo, instigar el odio y el rechazo", sentenció, tras subrayar que en Europa hay un problema de envejecimiento de la población que crea todavía "más temor", ya que el continente "necesitaría" 50 millones de personas hasta 2050 que no se van a producir "por natalidad europea" pero sí mediante la inmigración.

Al coloquio, que se realizó con entrada libre en el marco del Festival Barenboim de música y reflexión, y que contó con la participación de González por tercer año consecutivo, acudieron varios centenares de ciudadanos y duró poco más de una hora.

Barenboim -de 73 años y nacionalidad argentina, española e israelí- en su intervención afirmó que Argentina siempre fue un país "acogedor", en el que existe la posibilidad y la necesidad de identidades múltiples: "se puede ser aquí polaco o ruso pero no menos argentino", expresó.