4 de diciembre
Domingo
Parcialmente nublado
19°
31°
Lunes
Mayormente despejado
21°
34°
Martes
Parcialmente nublado
23°
33°
Miércoles
Mayormente nublado
23°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
País
martes 26 de julio de 2016, 01:00

Familias vuelven a una zona contaminada de la Costanera

En medio de toda clase de basura en estado de descomposición y nauseabundos residuos cloacales, numerosas familias damnificadas retornan a sus casas en el sector de la Chacarita conocido como Resistencia (Ka’i kygua), en uno de los costados de la avenida Costanera.

Con palas, rastrillos, martillos y otras herramientas, los ribereños vienen limpiando el terreno que por más de siete meses estuvo inundado, para volver a montar sus viviendas, la mayoría de ellas de madera terciada y chapas.

Los lugareños dijeron desconocer la existencia de algún proyecto que busque sacarlos del lugar para establecer espacios públicos o parques.

Reinaldo González indicó que la mayoría de la gente de este punto chacariteño tiene décadas de estar residiendo en este populoso barrio asunceno, por lo que necesariamente de existir un plan para convertir en parques la zona, tendrán que negociar con ellos.

RESPUESTA. La coordinadora del Área Social del Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC), Pompeya Cazal, explicó que el Plan Maestro de la Franja Costera contempla rellenar por sectores cada uno de esos terrenos para luego construir en ellos viviendas unifamiliares, similares a las que se levantaron en un extremo de la avenida, el cual constituye hoy el barrio General Santos, de Asunción.

“Se trata de pobladores muy antiguos de la Chacarita. Ellos van a seguir en esos puntos. Es cierto que esos sitios están llenos de basura y muy contaminados, pero hay que tener en cuenta que el agua recién ahora retrocedió todo”, dijo.

Aclaró que para materializar lo que es la Costanera en sus 3,8 kilómetros, de Colón a General Santos, solo se indemnizó y se reubicó a la gente del barrio Chino y una parte de Nuestra Señora de la Asunción.

“Para los demás está contemplado rellenar terrenos y construirles para sus casas, lo cual no se hace por falta de recursos”, insistió.

TRASLADO. Por otra parte, el parque Mburicao va quedando despejado de las 478 familias que fueron reubicadas en su interior, pero dejando mucha basura en el lugar.

Patricia Mongelós, del Comueda, indicó que llevará varios meses poner en condiciones ese espacio verde.