29 de marzo
Miércoles
Mayormente despejado
20°
33°
Jueves
Mayormente despejado
21°
33°
Viernes
Mayormente nublado
21°
33°
Sábado
Mayormente nublado
19°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
sábado 11 de febrero de 2017, 01:00

Familiares de policías bloquean las comisarías en Río de Janeiro

Reclaman mejoras laborales y mejor equipamiento para la fuerza que ha perdido más de 3.000 miembros desde 1994. Otro de los pedidos es que el estado se ponga al día en el pago de los salarios.

AFP

RÍO DE JANERIO - BRASIL

Familiares de policías bloqueaban el viernes varias comisarías de Río de Janeiro en reclamo de mejoras laborales para los uniformados, desatando temores de que se genere una ola de violencia similar a la que dejó más de 100 muertos en el estado vecino de Espíritu Santo la última semana.

La Policía Militar (PM) está impedida constitucionalmente de entrar en huelga, pero las duras dificultades que enfrenta recalentaron el clima en la fuerza.

Además de la profunda crisis financiera que padece el tercer estado más poblado de Brasil, y que impide el pago integral de sus salarios, la lucha contra el crimen organizado ha cobrado la vida de más de 3.000 agentes desde 1994, un porcentaje superior a las bajas sufridas por las tropas estadounidenses durante la Segunda Guerra Mundial, según un estudio reciente.

La limitación constitucional derivó en una metodología en la que los familiares de policías bloquean la entrada para impedir la salida de los efectivos a patrullar las calles, como es el caso de varias comisarías en Río, incluyendo la del Batallón de Choque.

"Estamos protestando para que los policías recuperen sus derechos, especialmente su seguridad, el pago de salarios al día y un mejor equipamiento, en lugar de armas inapropiadas y automóviles sin mantenimiento", afirmó fuera del 6º batallón de la PM una mujer cuyo marido, según relata, murió el año pasado mientras trabajaba.

Allí, como en la unidad del Batallón de Choque, las mujeres impiden la salida de carros y cualquier persona uniformada.

"Si entras, no te dejaremos salir", advirtió una mujer a dos policías pesadamente armados que volvían a la base del Batallón de Choque. Asintieron tímidamente y entraron, mientras a otros dos colegas que intentaban salir con sus uniformes en la mochila les ordenaron quedarse dentro.

De acuerdo con la PM, hay protestas en 27 de las 100 unidades del estado, pero en apenas cuatro estaciones los manifestantes bloquean la entrada y salida de vehículos.

El portavoz, Iván Blaz, dijo a periodistas que 95% de los oficiales estaban trabajando.