11 de diciembre
Domingo
Parcialmente nublado
20°
30°
Lunes
Parcialmente nublado
22°
32°
Martes
Parcialmente nublado
21°
32°
Miércoles
Mayormente despejado
17°
30°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
miércoles 28 de septiembre de 2016, 16:59

Familiares de peruanos desaparecidos en horno de Ejército reclaman sus restos

Lima, 28 set (EFE).- Los familiares de los tres peruanos que en 1993 fueron secuestrados, torturados, asesinados e incinerados en un horno del Servicio de Inteligencia del Ejército (SIE) de Perú anunciaron hoy que pedirán al Gobierno que ubique lo que quede de sus restos.

En una conferencia de prensa junto a los parientes de las víctimas, la directora de la Asociación Pro Derechos Humanos (Aprodeh), Gloria Cano, anunció que exigirán al Ministerio de Justicia y Derechos Humanos y al Ministerio de Defensa que tomen "las acciones pertinentes para la búsqueda de los restos".

Cano y los familiares de los desaparecidos manifestaron su satisfacción por el fallo condenatorio que emitió el martes la Segunda Sala Penal Liquidadora sobre este caso, pero precisaron que no podrán descansar en paz hasta que no sea confirmado en segunda instancia por la Corte Suprema de Justicia (CSJ) de Perú.

La sentencia condenó a 22 años de prisión al exasesor presidencial Vladimiro Montesinos tras determinar que en los sótanos del SIE se ejecutó y desapareció al profesor Justiniano Najarro Rúa y a los estudiantes Martín Roca Casas y Kenneth Anzualdo, durante el Gobierno de Alberto Fujimori (1990-2000).

El fallo contempló los hechos ocurridos como delitos de lesa humanidad y también condenó a 22 años de prisión al ex comandante general del Ejército y exjefe de las Fuerzas Armadas Nicolás Hermoza Ríos, y a 15 años de prisión al prófugo exjefe de la Dirección de Inteligencia del Ejército (Dinte) Jorge Nadal Paiva.

Cano añadió que el fiscal impugnó la sentencia al considerar que los condenados deben recibir la máxima pena posible por delitos de lesa humanidad, que son 25 años de prisión.

"No hay ningún atenuante para este crimen. Tiene todos los agravantes: crueldad, secuestro, tortura, asesinato, cremación y desaparición de los restos, que hasta ahora permanecen escondidos para sus familiares", comentó Cano.

La directora de Aprodeh agregó que no se conseguirá una justicia completa en el caso denominado "Sótanos del SIE" hasta que no se determine a los autores materiales de los crímenes.

Javier Roca Casas, padre de Martín Roca Casas, reconoció que recibió la sentencia con alegría porque la considera como un primer paso para obtener justicia con lo sucedido a su hijo.

"Si la sentencia se confirma, moriré tranquilo y en paz de haber luchado y obtenido justicia. Nadie podrá imaginar ni entender la dimensión de lo que hemos sufrido. Es una historia tan larga y tan triste que no se la deseamos a nadie", manifestó Roca Casas.

El padre del desaparecido señaló que la sentencia confirmó lo que sucedió y le levanta la moral después de tantos años de lucha por obtener justicia.

"Pudimos probar el terrorismo de Estado y la locura de un personaje funesto que con el pretexto de combatir el terrorismo arrasó con muchos peruanos de brillante futuro, basado en el poder absoluto que ostentaba", dijo Roca Casas sobre Montesinos, quien ya cumple otras condenas por tráfico de armas, violaciones a los derechos humanos y corrupción.

Marly Anzualdo, hermana de Kenneth Anzualdo, aseguró que la sentencia le ha hecho volver a creer en los jueces tras sentirse durante muchos años silenciada y estigmatizada cuando reclamaba justicia para su hermano.

La Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte-IDH) declaró en 2009 que el Estado peruano era responsable de la desaparición de Kenneth Anzualdo y ordenó que se indemnice a sus familiares y se coloque una placa en su memoria a modo de desagravio, algo que se cumplió este año.