6 de diciembre
Martes
Mayormente nublado
22°
32°
Miércoles
Mayormente nublado con tormentas
23°
32°
Jueves
Lluvioso
21°
28°
Viernes
Lluvioso
20°
26°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
País
jueves 21 de julio de 2016, 01:00

Faltan ingenieros en el país, pero reducen plazas en Fiuna

Al menos 1.000 ingenieros al año se necesitan en el país, de acuerdo con las demandas y la previsión de desarrollo que se tiene actualmente, según datos de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional de Asunción (UNA). Pese a ello, la misma dependencia estableció un nuevo reglamento por el cual decidieron remitir a 42 nuevos ingresantes a la filial de Ayolas a más de 300 kilómetros de la capital, pese a que los alumnos se habían postulado para estudiar en la sede central ubicada en San Lorenzo.

Los afectados y sus padres presentaron ayer un pedido de reconsideración, teniendo en cuenta que todos viven en Asunción y sus alrededores.

Calificaron de discriminatoria y arbitraria la decisión del Consejo Directivo de Ingeniería, pues aseguran que la normativa se aprobó en abril, una vez iniciado el cursillo y sin previo aviso a los postulantes.

Factor económico. “Pedí un préstamo de la cooperativa para que mi hijo pudiera rendir el ingreso y luego estudiar acá en la facultad, no tenemos los recursos para que mi hijo estudie en Ayolas”, comentó Ángel Villanueva, quien se gana la vida junto a su esposa, vendiendo empanadas en una casilla en San Antonio.

Otros padres lamentaron que en lugar de dar la oportunidad a jóvenes del interior del país, pretenden enviar a ingresantes de la capital y alrededores a la filial de Ayolas.

“Yo creo que es discriminatorio, porque nosotros superamos el puntaje requerido para ingresar, pero quedamos más atrás, nos tratan como alumnos de segunda”, lamentó el joven Oliver Britos, de Fernando de la Mora.

Los afectados esperan que el consejo directivo decida sobre el tema hoy, donde se prevé una reunión entre los miembros desde las 16.00.

Gentileza. El decano de Fiuna, Cirilo Hernáez, defendió la postura del consejo directivo, asegurando que la opción que dieron a los jóvenes de seguir sus carreras en Ayolas es solo una “gentileza”. Aclaró además que se puso un tope a la cantidad de lugares de ingreso por la falta de infraestructura. “El problema principal es la falta de infraestructura; tenemos 60 alumnos por aula y para asignaturas muy técnicas, como Física, no es recomendable tener tantos”, apuntó. Se refirió igualmente a la “mala formación” de la Educación Media, que hace que Ingeniería tenga más de 500 repitentes en una sola materia.

Agregó que ya hay 15 alumnos –además de los 42 afectados–, que aceptaron la opción de Ayolas y ya se están instalando en la nueva filial para dar clases a partir de este lunes 25, cuando se inicia un nuevo periodo lectivo.