30 de marzo
Jueves
Mayormente despejado
21°
32°
Viernes
Mayormente nublado
21°
33°
Sábado
Mayormente nublado
19°
32°
Domingo
Mayormente nublado
20°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
jueves 16 de febrero de 2017, 19:54

Falta de oxígeno es la principal hipótesis de muerte de peces en Costa Rica

Las autoridades costarricenses informaron este jueves que la falta de oxígeno causada por un alga es la principal hipótesis sobre la muerte de miles de sardinas que aparecieron en las costas del Golfo de Nicoya, Pacífico Central.
EFE

"Lo que hemos encontrado son un montón de sardinas tipo anchovetas y la teoría más fuerte que tenemos es un faltante de oxígeno (causada por un tipo de alga), quizás las arrinconó una corriente fría y como eran tantas se murieron", explicó a Efe el biólogo marino de la Unidad Ambiental del Servicio Nacional de Guardacostas de la zona, Freddy Campos.

Campos indicó que se ha creado una comisión especial para poder manejar la crisis y dar con las causas precisas del fenómeno.

Las autoridades tienen casi descartado que se trate de una situación relacionada con la pesca y además valoran como poco probable que fuera por envenenamiento, ya que es difícil que un tipo de veneno o químico sea tan selectivo con una especie.

Los animales muertos se extienden por unos ocho kilómetros por la costa de la localidad de Ensenada, en Manzanillo, provincia de Puntarenas (Pacífico Central) y además se pueden divisar algunas sardinas flotando a dos millas.

Campos explicó que de momento no han podido valorar el daño ambiental y que un grupo de expertos tiene que hacer ese análisis.

Las mediciones preliminares suponen que se trata de entre ocho y 12 toneladas de peces.

"Para medir el daño tenemos que ver también el valor de la sardina en el sistema ecológico. Esta especie es muy importante porque es uno de los animales que depredan un montón de organismos y ellos también controlan la gran cantidad de algas que hay porque son filtradores. Entonces no podemos ver solamente lo económico", manifestó Campos.

El guardacostas indicó que las acciones para remover los peces muertos, que generan mal olor en el sitio, deben ser analizadas ya que se pueden retirar, enterrar o cocinar, sin embargo, todo dependerá de la marea.

"Lo importante es que en la zona el acceso (por tierra) es privado. Es como un tipo de manglar con pocas olas que no es visitado y donde no hay un contacto directo con la población", dijo el especialista.

Varias embarcaciones de la Fuerza Pública realizan patrullajes para verificar desde el mar el daño producido y hacen rastreos en busca de especies muertas entre la desembocadura del río Abangares y el sector de Manzanillo

En el recorrido se tomaron muestras que, al igual que las recolectadas en tierra, serán examinadas por especialistas del Instituto Costarricense de Pesca y Acuicultura (Incopesca).