11 de diciembre
Domingo
Mayormente nublado
20°
30°
Lunes
Parcialmente nublado
22°
32°
Martes
Parcialmente nublado
21°
32°
Miércoles
Mayormente despejado
17°
30°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Sucesos
jueves 29 de septiembre de 2016, 01:00

Facturó G. 1.200 millones por equipos inexistentes, dicen

El Ministerio Público ya investiga supuestas irregularidades en la adquisición de equipos bomberiles realizada por el Cuerpo de Bomberos Voluntarios del Paraguay (CBVP) –según la denuncia realizada por un grupo de rescatistas– con dinero público que el Estado paraguayo transfiere a la institución, y que desde el 2014 hasta hoy asciende a G. 9.777 millones.

Supuestamente, G. 1.207 millones se facturaron en 2014 y 2015, en concepto de equipos para bomberos, pero según la denuncia hecha por el capitán Emigdio Benítez, lo adquirido no apareció.

El denunciante es el comandante de la Segunda Compañía de Santísima Trinidad, Asunción. El mismo menciona que las facturas presentadas presentan supuestamente dos irregularidades: que los costos no coinciden con los reales y, lo más grave, que los equipos que supuestamente compró el CBVP no fueron distribuidos a las compañías.

El capitán Benítez menciona que el Ministerio de Hacienda transfirió al CBVP, desde el 2014 hasta ahora, G. 9.777 millones de los recursos públicos, que fueron administrados por el directorio, encabezado por el presidente, Rafael Valdez, y el vicepresidente, Miguel Riera, junto con otros nueve miembros.

“El Tribunal de Justicia del CBVP no actuó de oficio, pues el reglamento menciona que ante cualquier indicio de irregularidad la persona debe ser apartada del cargo mientras duren las investigaciones. El directorio en pleno está sindicado de cometer supuestos hechos punibles, y ellos siguen en sus cargos”, reclamó el capitán Benítez.

PROVEEDOR Y DIRECTIVO. El segundo comandante nacional, Daniel María Aquino Rivas, miembro del directorio, es el mayor proveedor del CBVP en el año 2015, a través de la empresa Circumpunto, según los denunciantes. En el 2014, supuestamente facturó G. 240 millones y en el 2015 alcanzó a facturar G. 967 millones.

“Resalta la supuesta compra de equipos por parte del segundo comandante. Según reportes, Daniel Aquino no importó un solo equipo en esos dos años”, dijo Benítez.

Explicó el denunciante que los equipos bomberiles como cascos, chaquetones y otros no se fabrican en Paraguay; además, las empresas que importan y venden a nivel nacional son las empresas oferentes del CBVP, como Regimiento 8 e Indalco.