7 de diciembre
Jueves
Lluvioso
21°
25°
Viernes
Tormentas
21°
25°
Sábado
Poco nublado con tormentas
20°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
31°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Interior
domingo 18 de septiembre de 2016, 02:00

Expulsan a 3 escolares tras fracasar atención sicológica

Por Robert Figueredo

CORONEL OVIEDO

La cancelación de la matrícula de tres hermanas, alumnas del Centro Educativo Diocesano (CED) Monseñor Gerónimo Pechillo, en la ciudad de Coronel Oviedo, generó un litigio judicial entre la madre de las niñas afectadas y la institución privada perteneciente a la diócesis local. Dos de las afectadas por el conflicto suscitado en el establecimiento educativo están en el preescolar, y la otra, en el primer grado.

La determinación de la dirección institucional fue tomada meses atrás luego de un seguimiento de las conductas de estas alumnas que supuestamente ponían en riesgo la integridad física de sus demás compañeros, generando preocupación en todos los padres afectados, quienes presentaron notas y quejas a la dirección del CED.

La madre de las tres niñas planteó un amparo ante la Justicia, para que se les inscriba en el colegio a sus tres hijas. Este es el primer caso que se conoce que llega a ámbitos judiciales.

El juez Wilfrido Ovelar hizo lugar al amparo cuya resolución fue apelada y revocada en segunda instancia, con lo que la dirección del colegio canceló la matrícula y prohibió el ingreso de estas menores a las aulas.

Durante una conferencia de prensa, el director general del Centro Educativo Diocesano Monseñor Gerónimo Pechillo, licenciado Carlos Balmoriz, explicó que la determinación fue adoptada luego de varios meses de asistencia sicológica por parte del colegio a las niñas, que incluía a su madre.

"Lastimosamente en vez de mejorar la conducta de las alumnas se notaba mayor deterioro. A esto debemos sumar que la madre nunca asistió a las sesiones con la sicóloga", dijo, al agregar que siempre fueron respetadas las órdenes judiciales.

DENUNCIA DISCRIMINACIÓN. Por medios locales, la joven madre denunció la discriminación de una institución perteneciente a la Iglesia Católica.

Mencionó que seguirá luchando por los derechos de sus hijas en el plano judicial. En contrapartida, los directivos del colegio recibieron el apoyo incondicional de unos 25 padres de compañeras y compañeros de las menores cuyas matrículas fueron canceladas.