9 de diciembre
Viernes
Lluvioso
21°
25°
Sábado
Poco nublado con tormentas
20°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
30°
Lunes
Mayormente nublado
22°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
jueves 8 de septiembre de 2016, 12:36

Expertos piden a la ONU acciones contra el tráfico de personas en los conflictos

Naciones Unidas, 8 sep (EFE).- Naciones Unidas y sus miembros pueden tomar medidas para combatir el tráfico de personas en los conflictos, según un informe presentado hoy por un grupo de expertos, que plantea diez posibles acciones al Consejo de Seguridad.

El texto, impulsado por la Universidad de Naciones Unidas (UNU) con el apoyo del Reino Unido y Liechtenstein, propone entre otras cosas el uso de sanciones para atajar este tipo de crímenes o trabajar con el sector privado para compartir información que ayude a combatirlos.

"Con una estimación de 45,8 millones de esclavos, la esclavitud moderna es una de las tragedias de los derechos humanos más significativas de nuestro tiempo", advirtió en la presentación del informe el embajador británico ante la ONU, Matthew Rycroft.

Rycroft recordó que el riesgo de caer en ese tipo de explotación se multiplica en los conflictos, sobre todo allí donde operan grupos terroristas como el Estado Islámico (EI) y Boko Haram.

Según el informe, estos y otros grupos armados están impulsando y organizando esclavitud en una escala no vista desde la Segunda Guerra Mundial.

Como ejemplo, señala que hasta 5.000 miembros de la comunidad yazidí, sobre todo mujeres y niñas, han sido esclavizados por el EI.

"Grupos armados como el EI y Boko Haram están reviviendo abiertamente la esclavitud y organizando mercados de esclavos, utilizando técnicas sofisticadas e institucionalizadas, incluidas las redes sociales", apuntó en un comunicado el director de la oficina de la UNU en Nueva York, James Cockayne.

Por ello, los expertos defienden que el Consejo de Seguridad establezca un nuevo marco para ayudar a los países a proteger a la gente de la trata y castigar a los responsables.

Entre otras cosas, desde la ONU se podría trabajar con sectores como el financiero y el tecnológico para asegurar que sus negocios no faciliten el tráfico de personas en áreas de conflicto, señalan.

Según el informe, combatientes del EI han utilizado sistemas de comunicación como Telegram y WhatsApp para vender a mujeres como esclavas y otras aplicaciones para blanquear el dinero obtenido.

Los autores plantean también el uso de los mecanismos de sanciones de Naciones Unidas para frenar este fenómeno y un refuerzo de las capacidades de la ONU en zonas de conflicto con este fin.