viernes 22 de agosto
Cotización del DÓLAR
G 4300
compra
G 4360
venta
DÓLAR
G 4300
compra
G 4360
venta
PESO AR
G 300
compra
G 360
venta
REAL
G 1790
compra
G 1850
venta
PESO UY
G 180
compra
G 250
venta
EURO
G 5600
compra
G 5800
venta
YEN
G 33
compra
G 43
venta
clima
28º C
Despejado
Edición Impresa
País
martes 6 de noviembre de 2007, 00:00

Experto sugiere nueva clasificación del dengue

0
Imprimir Agrandar Achicar
Dengue "clásico" o dengue "hemorrágico" no significa directamente que el paciente esté menos o más grave. Un paciente sin manifestaciones hemorrágicas también se puede complicar. De hecho, en la epidemia del Paraguay, al menos 7 de los 17 fallecidos tuvieron la forma atípica del dengue.
Es por ello que el infectólogo salvadoreño Ernesto Pleitez sugiere que el personal de salud no debe preocuparse por encasillar el caso, sino estar alerta a los signos de alarma y, de acuerdo a ellos, definir si un dengue es "menos grave, grave o muy grave". "Todos los casos de dengue son graves y el médico no tiene posibilidad de saber qué paciente se va a complicar. Por eso el control debe ser cada 24 horas", apuntó Pleitez, quien participó como disertarte del Sexto Congreso Paraguayo de Infectología, que concluyó el fin de semana. El dengue constituyó uno de los temas centrales del encuentro.
La clasificación que propone la Organización Mundial de la Salud (OMS) se presta a confusión y dificulta el manejo de los pacientes, planteó el profesional. Este organismo clasifica la fiebre dengue en: 1) asintomático (sin síntomas); 2) dengue clásico; 3) dengue con manifestaciones hemorrágicas y 4) dengue hemorrágico. En medio de estas últimas tres formas, se presentan las manifestaciones atípicas, que contemplan las lesiones hepáticas, encefalitis, miocarditis, y otras. En Paraguay, más del 30% de los pacientes que requirieron hospitalización en la última epidemia no fueron dengue hemorrágico, pero sí grave.
"La clasificación (de la OMS) no está diseñada para el tratamiento de los casos. Tiene limitaciones, pues necesita del laboratorio para clasificar al paciente y eso puede hacer que retrase el tratamiento e incidir en que aumente la morbimortalidad", planteó el especialista. Dijo que esta clasificación debe utilizarse en un análisis retrospectivo, para definir la forma en que se comportó la epidemia y hacer proyecciones. Pero no es útil para el tratamiento de los pacientes, recalcó. "Hay muchas formas de dengue grave que no se manifiestan como dengue hemorrágico", planteó.
ATENDER SIGNOS DE ALARMA
El infectólogo Ernesto Pleitez propuso dejar de lado la habitual clasificación del dengue (clásico, hemorrágico) y concentrarse en las señales de alarma.
Dos de las señales son fáciles de reconocer: si el paciente tiene un dolor abdominal agudo o tiene un bajón brusco de temperatura estamos ante un caso grave y debe ser internado inmediatamente.
La doctora brasileña Sonia Maris Oliveira expuso que el 95% de casos fatales de dengue ocurridos en el Brasil presentaron señales de alarma que no fueron correctamente valorizadas por los médicos. Otros signos de alerta son los vómitos persistentes, un bajón en la presión arterial, agitación o letargia, así como un aumento repentino de los hematocritos.
El dengue fue uno de los temas vedettes del Congreso de Infectología, que concluyó el fin de semana. Fueron seleccionados cinco trabajos de investigación preparados por el Instituto de Medicina Tropical, el Hospital Pediátrico y Laboratorio Central, y otros.

Aviso:
- Los comentarios vertidos en las notas son de exclusiva responsabilidad de quienes lo emiten
y no reflejan la postura de Editorial El País S.A.
- Los mensajes de tipo SPAM serán eliminados.
0 Comentarios