2 de diciembre
Viernes
Poco nublado con tormentas
22°
33°
Sábado
Poco nublado con tormentas
20°
29°
Domingo
Mayormente despejado
20°
31°
Lunes
Mayormente despejado
24°
34°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Economía
domingo 14 de agosto de 2016, 01:00

Experto plantea incentivos fiscales para expandir compras con tarjetas

El economista Martín Vallcorba, quien forma parte de la asesoría macroeconómica y financiera del Ministerio de Economía y Finanzas del Uruguay, resaltó cómo en su país a través de pequeños incentivos fiscales, como la reducción en el pago de IVA, ayudó a formalizar su economía, pasando en menos de 4 años de 20% a cerca del 50% de bancarización.

“Los incentivos en el Uruguay se aplicaron al comercio y al consumidor; se estableció una reducción del impuesto al valor agrado (IVA) con tarjetas de créditos en un 4% con un programa que tenía previsto que se redujera el porcentaje en un punto por año hasta llegar a los dos puntos que hoy son permanentes”, comentó.

Gracias a este incentivo, los comercios que se resistían a utilizar los medios electrónicos rápidamente se adhirieron y los consumidores, beneficiados con una reducción del impuesto por cada compra que hacían con tarjetas, comenzaron a usar el sistema de forma masiva.

“A los pequeños comercios también se les hizo un descuento de 70% en el arrendamiento del POS, que es el dispositivo para las transacciones con tarjetas y otros costos, como la reducción del arancel que cobran los emisores”, resaltó.

En este punto cabe recordar que luego de una queja generalizada en Paraguay por los costos en concepto de comisiones que cobran las procesadoras, se logró que el Banco Central del Paraguay haya decidido por resolución disminuir a 5% el tope máximo de comisiones que cobran a los comercios que venden con tarjetas.

Bancard, la principal procesadora de tarjetas del país, renegoció los contratos con todos sus clientes, acordando comisiones según el volumen de sus operaciones, que incluso van desde 1%.

Vallcorba señaló que esta ley especial en Uruguay significó también una presión sobre los comercios, puesto que los consumidores, queriendo beneficiarse del incentivo fiscal en sus compras, exigían que tengan los dispositivos electrónicos.

Al ser consultado qué impacto tuvo la medida sobre las recaudaciones del fisco uruguayo, señaló que justamente está en proceso de elaboración un estudio que determine ese resultado, pero los primeros datos procesados muestran que, en el corto plazo, fue un sacrificio en la recaudación. Y a mediano plazo el efecto se revierte por la formalización de toda la actividad comercial, añadió.

“Los datos en el Uruguay muestran que las transacciones se han multiplicado por diez en los últimos dos años, la cantidad de pos se multiplicó por cuatro. Este es un proceso continuo para que cada mes se vayan incorporando más comercios y usuarios, lo que mejora la capacidad contributiva”, explicó el experto.

EDUCACIÓN. El economista señaló que es crucial para el éxito de este tipo de iniciativas una fuerte campaña de educación financiera, que tiene que partir no solo por iniciativa gubernamental, sino del sector privado. “Educado sobre la adecuada toma de decisiones y disminución de riesgos. La protección de los derechos de los usuarios también es fundamental para que este proceso genere una reacción positiva de los consumidores”, destacó.

Comentó que las campañas de educación no solo se implementaron en la franja de usuarios potenciales de una tarjeta de crédito, débito o sistema electrónico, sino también se realizan trabajos de educación desde los niveles primarios y secundarios.