3 de diciembre
Sábado
Nublado con chubascos
21°
28°
Domingo
Mayormente despejado
19°
30°
Lunes
Mayormente despejado
21°
34°
Martes
Parcialmente nublado
23°
33°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
sábado 23 de julio de 2016, 01:00

Existe temor de que esto se prolongue, dice paraguayo

En estos momentos la ciudad está casi colapsada, se interrumpieron todos los medios de transporte, no hay metro ni trenes y la gente que vuelve a su casa después de trabajar quedó atascada en las carreteras, comentó a Última Hora el doctor Miguel Gauto, un paraguayo residente en la ciudad de Munich en conversación telefónica con Última Hora.

Las autoridades están tratando de poner orden a la situación, explicó, pero la gente tiene miedo de que esto se prolongue

El doctor Gauto comentó que al inicio del atentado las personas que estaban en el centro de Munich aparentemente entraron en pánico, sobre todo porque no se sabía qué estaba ocurriendo.

“Y como días atrás hubo un atentado en el que un joven islamista que había atacado en un tres a unos turistas chinos y había herido a otras personas y se generó un estado de tensión”, dijo el compatriota

Comentó también a Última Hora que se tiene en Munich un ambiente bastante inseguro. “No he percibido nada sorprendente, la gente se está advirtiendo mutuamente y la policía pide a la gente que no concurra a los lugares donde podría darse una prolongación de los atentados. No hay demasiado temor aunque sí un estado latente de inseguridad”, dijo.

En el momento en que se produjeron los atentados, cuenta Gauto, se encontraba en su casa y en ese momento le avisaron que prendiera el televisor en donde estaban pasando los videos subidos a internet por las personas que providencialmente se encontraban en el sitio en el que se produjo el tiroteo.

Comentó que en uno de los videos se puede ver en la parte superior de un edificio a una persona y se escucha un diálogo que la gente está tratando de interpretar. “El agresor gritó yo soy alemán y estuve en tratamiento siquiátrico y que puede tratarse de un acto de un desequilibrado mental”, expresó.

En todo caso, la policía está rebasada momentáneamente

Tras tomar conocimiento de lo que estaba pasando “entré en contacto con mis familiares y me aseguré de que mis hijos estén en sus casas”.

“Estamos en comunicación por WhatsApp y también con los vecinos. Hay una tensa calma y naturalmente eso alimenta muchos temores. Existe el temor de que esto se prolongue y que se den nuevos casos”, concluyó Gauto.