10 de diciembre
Sábado
Poco nublado con tormentas
21°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
30°
Lunes
Mayormente nublado
22°
32°
Martes
Mayormente nublado
21°
31°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
País
domingo 6 de noviembre de 2016, 01:00

Exhibición de colosos del asfalto cautiva a la gente en la Costanera

Si hay algo que les deja boquiabiertos a grandes y chicos, por igual, son los autos de lujo. Fastuosos rodados que solo se ven en las películas ayer estuvieron a centímetros de una multitud de personas que se agolpó en un tramo de la Avda. Costanera de Asunción.

Unos 40 vehículos deportivos, clásicos y de colección como Maserati, Rolls Royce, Ferrari, BMW, Ford Mustang y GT, Alfa Romeo, Porsche, etc., formaron parte de una exclusiva exhibición organizada por Motor Haus con el apoyo de la Junta Municipal de la capital.

Propietarios de automóviles de lujo pusieron a la vista del gran público sus joyas. En tanto que un selecto grupo de ganadores del sorteo –a instancias de la firma concesionaria– pudo vivir la experiencia de pasearse en una de los bólidos.

“Con esta actividad damos la oportunidad a la gente de acercarse a estos vehículos que solo se ven en películas. Porque en una playa de vehículos es difícil siquiera sacarse una foto al lado de estos autos”, apuntó Juan Cabral, encargado por parte de la Junta Municipal.

Centenares de personas visitaron la muestra que inició a las 9.30 y se extendió hasta alrededor de las 15.00. Los curiosos solo podían sacarse fotos junto a los vehículos. Encargados del evento cuidaban celosamente que nadie osara siquiera rozarlos con el dedo. Nadie podía tocar los autos, excepto la veintena de privilegiados que pudieron vivir la experiencia de pasearse en uno de esos suntuosos automóviles. Otros sintieron la adrenalina de levantar 100 a 120 km/h en solo cuatro segundos sobre la famosa F 430 de Ferrari o a bordo del híbrido i8 de BMW.

“Son colosos del asfalto y es emocionante que la gente pueda acceder a hacer un circuito con estos autos”, refirió Juan, quien confiesa que tuvo también la chance de dar un paseo en uno de esos autos.

“Es algo inexplicable, se siente la sensación de una montaña rusa, sentís la fuerza G; es algo totalmente único. No tenemos la oportunidad de subirnos a un transbordador, pero creo que esto es lo más parecido a una nave espacial”, exagera un poco.