8 de diciembre
Jueves
Lluvioso
21°
25°
Viernes
Tormentas
21°
25°
Sábado
Poco nublado con tormentas
20°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
31°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
martes 15 de noviembre de 2016, 09:39

Evo Morales rechaza la expulsión de los inmigrantes y la construcción de un muro en EE.UU.

La Paz, 15 nov (EFE).- El presidente de Bolivia, Evo Morales, expresó hoy su rechazo a la expulsión de inmigrantes y a la construcción de un muro en la frontera entre Estados Unidos y México anunciadas por el mandatario electo del país del norte, el republicano Donald Trump.

"NO al muro. NO a la expulsión de inmigrantes. Sí a la ciudadanía universal. #InmigrantesSomosTodos (sic)", escribió Morales en su cuenta en la red social Twitter.

El mandatario boliviano también señaló que "cualquier injusticia en cualquier lugar de la tierra contra un inmigrante es una injusticia contra la humanidad" y señaló que todos "somos ciudadanos del mundo".

"Los inmigrantes no son responsables de que el 1 % de la población concentre más del 50 % de la riqueza en EE.UU. El problema es la desigualdad", agregó.

Durante su campaña electoral, Trump prometió construir un muro a lo largo de toda la frontera común con México para frenar el flujo de indocumentados, y aseguró que el Gobierno mexicano lo pagaría.

En una entrevista en el programa "60 Minutos" de CBS, divulgada este domingo, Trump aseguró que levantará el muro y que deportará a los inmigrantes que tienen "antecedentes penales", que calcula en unos tres millones, y que el futuro del resto de indocumentados lo decidirá una vez que haya fortalecido la seguridad en la frontera.

Bolivia y Estados Unidos no tienen relaciones a nivel de embajadores desde septiembre de 2008, cuando Morales expulsó al entonces representante estadounidense Philip Goldberg, a quien acusó de estar supuestamente implicado en un acto de conspiración, algo que Washington ha negado siempre.

Desde entonces ambos países han intentado en varias ocasiones normalizar sus relaciones con la designación de embajadores, pero sin haber alcanzado resultados.