3 de diciembre
Sábado
Nublado con chubascos
21°
29°
Domingo
Mayormente despejado
20°
31°
Lunes
Mayormente despejado
23°
35°
Martes
Parcialmente nublado
23°
33°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
domingo 21 de agosto de 2016, 13:23

Evo Morales cuestiona que agente chileno en La Haya se niegue a dialogar

La Paz, 21 ago (EFE).- El presidente de Bolivia, Evo Morales, cuestionó hoy que el agente chileno ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya, José Miguel Insulza, se niegue a dialogar para resolver los "temas pendientes" entre ambos países.

"Si el hermano Insulza reconoce que hay temas pendientes entre Bolivia y Chile, ¿por qué no acepta el diálogo con el Presidente Evo?", escribió Morales en su cuenta de Twitter.

El mandatario boliviano se preguntó si esa negativa a dialogar se debe a que en Chile "no tienen argumentos para resolver temas pendientes" o si es porque no quieren solucionar estos asuntos "históricos".

"¿O será que el hermano Insulza quiere dialogar de presidente a presidente y no como agente?", agregó Morales, aludiendo a la disposición expresada el sábado por el agente chileno a ser candidato presidencial de la Nueva Mayoría, la actual coalición oficialista, en los comicios de 2017.

El presidente de Bolivia replicó con sus tuits a una columna de opinión publicada el viernes por Insulza en el diario chileno La Tercera, titulada "¿Diálogo imposible?", de la que se hicieron eco los medios bolivianos.

En ese artículo, el también ex secretario general de la OEA justificó que el diálogo no es posible por el "clima" creado a raíz de las "ofensas" expresadas por Morales y otros funcionarios de su Gobierno en contra de Chile.

"No se puede pretender dialogar con Chile al tiempo que se ofende nuestra dignidad", señaló Insulza.

También mencionó la agenda de trece puntos establecida por Morales y la presidenta chilena, Michelle Bachelet, en la primera gestión de ambos en 2006 y que, según el agente chileno, "Bolivia parece haber desechado en la violencia verbal de los últimos años".

La Paz y Santiago están enfrentados en la CIJ por la demanda marítima boliviana y por una controversia acerca de la naturaleza de las aguas de la zona del Silala (suroeste), que Bolivia considera manantiales propios y sobre las que Chile dice que forman un río al que tiene derecho.

La tensión entre ambos países subió de tono en el último mes a raíz del viaje de una comitiva encabezada por el canciller boliviano, David Choquehuanca, a los puertos del norte chileno para verificar denuncias del incumplimiento del libre tránsito para la carga boliviana por esas terminales establecido en el Tratado de 1904.

Ambas naciones firmaron el citado acuerdo 25 años después de la guerra en que Bolivia perdió su litoral ante tropas chilenas.

Morales ha criticado insistentemente que el Gobierno de Bachelet se niegue a dialogar para resolver las supuestas dificultades denunciadas por el comercio boliviano en los puertos chilenos.