11 de diciembre
Domingo
Mayormente nublado
20°
30°
Lunes
Parcialmente nublado
22°
32°
Martes
Parcialmente nublado
21°
32°
Miércoles
Mayormente despejado
17°
30°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
jueves 21 de julio de 2016, 14:50

Evo Morales afirma que el tratado con Chile se convirtió en un negocio privado

La Paz, 21 jul (EFE).- El presidente de Bolivia, Evo Morales, afirmó hoy que el Tratado de 1904 con Chile se convirtió en un negocio para privados chilenos y anunció que buscará a su homóloga chilena, Michelle Bachelet, para buscar una solución a los problemas que atraviesan los camioneros bolivianos en los puertos chilenos.

Morales hizo estas declaraciones tras escuchar un amplio informe del canciller David Choquehuanca y de otras autoridades que viajaron esta semana a los puertos chilenos de Arica y Antofagasta para verificar denuncias de supuestos maltratos a camioneros y trabas al comercio exterior boliviano que contradicen el citado tratado.

El mandatario sostuvo que el libre tránsito en esos puertos para la carga de su país, establecido en el Tratado de 1904 firmado tras la guerra del Pacífico, es más bien un "libre abuso" hacia los empresarios y transportistas bolivianos.

"Y el Tratado de 1904 (se convirtió) en un tratado para negocio. Si es un tratado por un tema pendiente como el tema del mar, ¿cómo es posible que el Tratado de 1904 pueda convertirse en un negocio? Ni siquiera es un negocio para el pueblo chileno, sino para el sector privado", manifestó el mandatario en un acto en el Palacio.

El tratado estableció los límites después de esa contienda y fijó beneficios para el comercio boliviano en las terminales marítimas del norte de Chile.

El presidente boliviano agregó que ha pedido a la Cancillería de su país enviar una "nota formal" para resolver "mediante un diálogo de manera conjunta" con las autoridades chilenas los "abusos", "discriminación" y trabas a las exportaciones e importaciones bolivianas en los dos puertos visitados por la comitiva.

Morales también prometió hacer gestiones directas ante la presidenta Bachelet para resolver los "temas humanos" sobre el trato a los camioneros bolivianos.

En los puertos del norte de Chile se embarca un 83 % de la carga boliviana de exportación y llega un 81 % de las importaciones.

Las autoridades de La Paz han acusado varias veces a Santiago de incumplir con el citado acuerdo al definir unilateralmente las tarifas para la carga boliviana en tránsito o prohibir que esa carga se almacene a granel en el puerto, entre otros asuntos.

La visita de la comitiva boliviana el lunes al puerto de Arica y el martes a la terminal de Antofagasta causó un revuelo bilateral con incidentes y derivó en el intercambio de notas de protesta.

Además, el Gobierno chileno anunció que denunciará un convenio que exime del visado a los diplomáticos y funcionarios bolivianos, una medida que no será replicada por Bolivia.

En el mismo acto, Choquehuanca reiteró que en el norte de Chile no hay "el más amplio, libre e irrestricto" tránsito a favor de Bolivia y que por el contrario existe una serie de "obstáculos".

Agregó que las autoridades chilenas acostumbran a "tomar represalias" cuando los bolivianos reclaman por sus derechos y, a su juicio, eso fue lo que ocurrió con lo de los visados, una decisión que aún no ha sido comunicada oficialmente a Bolivia.

"Chile ha puesto obstáculos y barreras a nuestro comercio, así como quiere poner ahora a los diplomáticos obstáculos que representan tiempo y costos", dijo el ministro.

Choquehuanca también dijo que ha verificado las obras construidas en Chile en los años 60 sin un diálogo previo con Bolivia para desviar las aguas del río Lauca, que nacen en el país austral e ingresaban a territorio boliviano, que fue lo que provocó la ruptura de las relaciones bilaterales en 1962.

Denunció que por ese desvío, Bolivia pierde cada segundo 600 litros de agua e indicó que los bolivianos no deben simplemente resignarse a la ruptura de relaciones, sino que tienen que "reclamar" sus derechos ante esta situación.

Las relaciones bilaterales se manejan desde 1962 a nivel consular, salvo el período 1975-1978 en que Bolivia y Chile discutieron sin éxito una posible solución a la demanda boliviana de una salida soberana al Pacífico.