20 de julio
Jueves
Despejado
21°
Viernes
Despejado
24°
Sábado
Despejado
17°
27°
Domingo
Despejado
19°
31°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
jueves 30 de junio de 2016, 14:35

Evo Morales acusa a CNN de ser parte de una "conspiración" en el caso de su expareja

La Paz, 30 jun (EFE).- El presidente de Bolivia, Evo Morales, acusó hoy a la cadena internacional CNN de ser parte de una supuesta "conspiración" en contra de su Gobierno para dañar su imagen mediante el caso de su expareja, Gabriela Zapata, y la polémica por el hijo que tuvieron en 2007.

En una rueda de prensa ofrecida en la residencia presidencial en La Paz, el mandatario sostuvo que ese medio y en concreto el presentador mexicano Fernando del Rincón cometieron al menos cuatro delitos al entrevistar a un niño al que allegados a su exnovia intentaron hacer pasar como el hijo de ambos.

Los supuestos delitos son "apología pública de un delito, asociación delictiva, encubrimiento y complicidad".

Con datos de la Fiscalía, Morales indicó que la entrevista se produjo el pasado 5 de mayo en un hotel en La Paz, pero que el niño presentado tiene cinco años y no nueve, la edad que tendría el hijo que tuvo con Zapata si estuviera vivo.

"Yo me imagino que (el periodista) se dio cuenta de que no era el niño buscado, que era un niño falso, él sabía y no ha denunciado oportunamente", manifestó.

Agregó que si Del Rincón denunciaba la suplantación del menor, "se libraba de todos los delitos", pero, a su juicio, no lo hizo porque CNN es "un medio de comunicación más" que es parte "de la conspiración política" en contra de su Gobierno.

El fiscal general, Ramiro Guerrero, anunció hace dos semanas que dos periodistas de la cadena CNN serán citados a declarar sobre la entrevista hecha a un niño que fue usado por Zapata para que se hiciera pasar por el hijo del presidente.

Los padres del niño usado en esa trama y tres allegados a Zapata fueron imputados por el Ministerio Público por haber participado en el engaño de presentarlo ante la Justicia como si fuera el hijo del presidente.

Los acusados supuestamente colaboraron con la expareja de Morales para entrenar a un niño de cinco años para que declarara ante una jueza que era hijo de la mujer y del mandatario.

La polémica sobre el niño comenzó en febrero, cuando un periodista reveló que Morales y Zapata tuvieron una relación en 2007 de la que nació un niño reconocido legalmente por el presidente.

El gobernante admitió que tuvo un hijo con la mujer pero afirmó que el niño murió poco después de nacer.

La expareja de Morales, que se encuentra detenida en una cárcel desde febrero pasado acusada de varios delitos, había asegurado por su parte que el niño estaba vivo, si bien finalmente admitió a principios de mes que el niño murió en 2009, aunque no existe un certificado de defunción.

El caso, además, derivó en una investigación legislativa sobre un supuesto tráfico de influencias a favor de la empresa china Camce, compañía que se adjudicó contratos millonarios con el Estado y donde la expareja del mandatario era gerente comercial.

El Gobierno cree que toda la polémica sobre el hijo y el hecho de que los medios hayan reflejado todo lo que decía Zapata fue parte de una "conspiración política mediática" para dañar al mandatario.

Morales sostuvo hoy que el asunto está en manos de la Fiscalía, si bien insistió en que hubo "complicidad" por parte de CNN y de Del Rincón al no haber denunciado la suplantación del menor.

"Que sepan el pueblo boliviano y los pueblos del mundo cómo CNN conspira contra presidentes y Gobiernos antiimperialistas. Yo dije siempre (que) CNN es el vocero del imperio y lamento mucho que algunos periodistas se presten a un juego de conspiración política cometiendo delitos", afirmó.