4 de diciembre
Domingo
Parcialmente nublado
19°
31°
Lunes
Mayormente despejado
21°
34°
Martes
Parcialmente nublado
23°
33°
Miércoles
Mayormente nublado
23°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Especiales
miércoles 20 de julio de 2016, 21:34

Estimulación temprana para optimizar tiempo entre padres e hijos

Cuando ambos padres trabajan y los bebés quedan al cuidado de terceros, muchas veces es necesario el apoyo de profesionales para optimizar el tiempo que se dedica a los pequeños. Una opción muy utilizada es la estimulación temprana.

Se trata de técnicas que ayudan al desarrollo de las capacidades y habilidades de los niños en la primera infancia. "Es para todos los niños, no necesariamente para los que padecen alguna deficiencia", explica la gerente de Go Babies Estimulación Temprana, Jennifer Vázquez.

La mayor dificultad en la primera infancia se da con el habla, muchos niños a los dos o tres años aún no hablan o dicen menos palabras de la cantidad mínima que deberían pronunciar.

Por lo general se debe a la falta de estimulación del habla, esto quiere decir que pasan mucho tiempo sin que se le hable o que para evitar que haga algún berrinche los padres acceden a pasarle los objetos que estos señalan en vez de estimular la pronunciación.

Embed

"La estimulación temprana ayuda a desarrollar las diferentes habilidades, es un acompañamiento que le potencia a ellos, se aprende jugando, no se obliga ni fuerza a nada, ellos juegan y se divierten. Comparten con bebés de su edad", agrega la profesional.

Durante las clases se fomenta el apego familiar, se comparte aula con los padres y por cada instructor son 6 a 7 niños, que asisten a aulas dos veces por semana.

Los alumnos tienen de 0 a 36 meses de edad. La estimulación para los bebés se enfoca en masajes para fortalecer el cuerpo y relajarlos; a partir de los 8 meses se desarrolla la postura para el gateo y en los más grandes se apunta al desarrollo de la creatividad.

Los profesionales en fonoaudiología, psicología, así como maestras parvularias comparten 45 minutos con los niños y sus padres, a los que también enseñan ejercicios para realizar en la casa.

Embed

Beneficios. Según Vázquez, los niños que acuden a la estimulación temprana "son más abiertos, algunos tienen miedo de compartir y esto les ayuda mucho, les desarrolla la creatividad, la curiosidad y el lenguaje. Los niños que juegan son felices", resaltó.

Costo. En el mencionado Centro, las clases se desarrollan dos veces por semana y el costo es de G. 270.000.

Es una opción que muchos padres de este siglo utilizan ya que necesitan optimizar tiempo y calidad de momentos que pasan con sus hijos.