25 de septiembre
Viernes
Parcialmente nublado con chubascos
17°
21°
Sábado
Chubascos
17°
25°
Domingo
Parcialmente nublado
21°
31°
Lunes
Parcialmente nublado
19°
31°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
País
jueves 22 de diciembre de 2016, 01:00

Estar a favor del Paraguay

Estamos viviendo unos momentos confusos por el tema de la reelección presidencial.

Pero sobre todo por el acaloramiento de lo que algunos pretenden, olvidándose del bien común.

Hay intereses concretos partidarios que se anteponen al bien común, peleas intra o extrapartidarias que juegan con el tema y que parecen solamente querer meter un gol a su favor.

Hay también plata para comprar votos. Hay también actitudes farisaicas escandalizadas de incumplir un artículo de la Constitución, cuando ellos mismos no obedecen muchos de ellos.

Existe mucha ignorancia sobre los adjuntos concretos en que fue promulgada la Constitución de 1992, los males que se quería evitar con ella y las limitaciones que le puso el sistema para que fuera funcional a él.

Hay probadas sospechas de la parcialidad en las decisiones que tomen Tribunales Supremos de la Justicia y de la Justicia Electoral. Inclusive no hay seguridad de que una consulta popular no sea manipulada.

Por supuesto, hay una actitud decidida en el actual presidente para ser reelegido implementada con una estrategia bastante astuta y eficaz.

Y, sobre todo, para el pueblo este Gobierno ya no tiene credibilidad.

Síntesis: Estamos políticamente con mucho egoísmo de intereses privados y poco sentido patriótico de lo que conviene al pueblo paraguayo.

Y se está olvidando que casi la mitad del Paraguay está o va entrando en una pobreza a la que este Gobierno en sus tres poderes no da salida.

La solución no pasa por repetir lo mismo de ahora. Y es la ocasión, con serenidad, de dar un salto cualitativo hacia delante.

Este es el sentir popular.

Pero a esto se oponen los amos económicos del Paraguay.

Y, entonces, la pregunta sobre reelección se transforma en otra.

“¿Queremos seguir siendo colonizados en el Paraguay? Porque somos una colonia del sistema y sus ejecutores son los politiqueros, latifundistas, sojeros, ganaderos, etc.