18 de agosto
Viernes
Mayormente nublado
20°
24°
Sábado
Poco nublado con tormentas
15°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
22°
Lunes
Despejado
10°
22°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Política
lunes 26 de junio de 2017, 01:00

“Estamos ante un presidente para quien todos tienen un precio”

El legislador disidente habla de las necesidades del departamento más poblado del país y los planes que tiene para mejorar la calidad de vida de los habitantes. Es consciente de que el cartismo busca sacarle de la carrera electoral.

Cecilia Colinas

@cecicolinas

Con una vasta carrera en el ámbito público y un perfil muy mediático, el senador Eduardo Petta es el candidato a gobernador del Departamento Central por la disidencia colorada, tras un fallo de la Justicia Electoral que le devolvió la semana pasada su afiliación como colorado. Petta corre con una ventaja sobre el oficialismo, que no tiene candidato, pero también con la amenaza del cartismo que amenaza con expulsarlo de vuelta de la ANR.

–Con la renuncia de Rubén Rodríguez, ¿hay una ventaja suya sobre el oficialismo colorado con respecto a la candidatura en Central?

–No hay ninguna ventaja. Estamos en la puerta de una acción de apelación que va a plantear el Tribunal de Conducta del partido para que me vuelvan a sacar del padrón. Nosotros tenemos que abordar un frente, que es un partido que está en una línea de persecución contra todos aquellos que piensan diferente. En el cartismo no son inclusivos, no son participativos, y por ello estamos con esa acción en puerta ya anunciada por el presidente del Tribunal de Conducta. Ellos tendrán este tiempo para buscar otro candidato.

–¿Por qué persisten en evitar que sea candidato? Anuncian la impugnación y recusaron a los jueces.

–Buscan sacarme de carrera porque en algún momento dado fracasó el proyecto de enmienda y me responsabilizan. Yo vivo en una casa alquilada en San Lorenzo desde el 2008, cuando asumí como director de la Policía Caminera. Lo que dice la Constitución Nacional, creo que se cumple en mi caso y eso defenderé cuando impugnen mi candidatura.

–¿Qué piensa de la renuncia de Rodríguez a tres días de haber anunciado su postulación?

–Respeto mucho su decisión, la tomó en familia. La familia es sagrada y sus decisiones deben ser respetadas, el resto es historia. Rubén es una gran persona. Es un gran motivador. Este país necesita de gente que motive a la gente, no que abuse de la gente. Cuando entró en la carrera, dije que enfrente tenía a un gran motivador.

–Él reveló que iba a recibir un salario del presidente Cartes...

–Ese probablemente fue su error al manifestar. Estamos ante una persona (Horacio Cartes) que preside un país y para quien todos tienen un precio. A mí me ofrecieron lo mismo tres veces.

–¿Qué rol asumirá en caso de llegar a la gobernación?

–Me van a ver en la calle otra vez, a veces me aburro de la oficina del Congreso. Quiero resolver problemas, pero para eso necesito un presupuesto en tiempo y forma, y trabajar con el Ejecutivo. Hoy se invirtieron los roles, los gobernadores prácticamente realizan lobbies frente a los ministros y si son del mismo signo político, hay respuesta. Ese tipo de diferencias hace que impacte en la ciudadanía. Los ministros fueron elegidos por el presidente y los gobernadores por la gente.

–¿En qué planes está trabajando para llegar a las elecciones?

–Nosotros seguimos trabajando con el movimiento, elaborando planes que vamos a aplicar si se da la posibilidad de ganar. No queremos improvisar, queremos diagnosticar los problemas de Central y con base en eso elaborar planes. La gente está cansada como dice Benjamín Fernández Bogado: "Ya no podemos presentar buenas ideas solamente, tenemos que garantizar su cumplimiento".

–¿Cuál es el problema que le gustaría revertir o tendría como prioridad si llega a ganar?

–Soy partícipe de la problemática en el Departamento Central porque estoy sufriendo todos los días el tráfico vehicular. Me cuesta llegar desde San Lorenzo al Congreso, tardo una hora y media, y son apenas 14 kilómetros de distancia. Esto sufren todos los ciudadanos. En Acceso Sur hay graves problemas en materia de señalizaciones y semáforos. Acceso Norte es angosto y va a terminar en la ruta Luque-San Lorenzo, donde nuevamente será un lugar de congestión. Esto es falta de planificación. Si seguimos improvisando no vamos a encontrar una solución.

–¿Cómo piensa innovar con su presencia en la gobernación y qué se puede hacer para revertir el transito caótico?

–Tenemos que invertir en infraestructuras viales, coordinar con el presidente de la República electo, el gobernador electo y los intendentes un plan de movilidad serio y realizable que incluya la movilidad y el traslado de la gente.Cuando se diseñó el proyecto de autopista, sabíamos que iba a haber una gran cantidad de vehículos circulando. Hay que trabajar en la conectividad de la costanera norte, interviniendo en la avenida Artigas, para que sea una avenida de tres carriles. Hay que modificar todo el sistema semafórico, con semáforos cronometrados, para que el peatón sepa en cuanto tiempo puede cruzar.

–En cuánto a la seguridad, el Departamento Central es uno de los que poseen una alta tasa de criminalidad.

–Mi idea es hacer un mapeo de la criminalidad de cada ciudad del departamento. De eso hay información en el Ministerio Público, en las comisarías, para saber qué delitos se cometen más en cada ciudad y con base en eso, hacer un plan operativo con el Ministerio del Interior, con el presidente, el gobernador y el intendente.

–¿El presupuesto de la gobernación alcanzará para sus proyectos?

–Cada ministerio tiene un presupuesto y nuestras acciones estarán orientadas a las necesidades que deben cubrir las instituciones. Tenemos que priorizar las necesidades.