30 de marzo
Jueves
Mayormente despejado
21°
33°
Viernes
Mayormente nublado
21°
33°
Sábado
Mayormente nublado
19°
32°
Domingo
Muy nublado
20°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
viernes 12 de agosto de 2016, 12:40

Estados Unidos condena los "deplorables" atentados en Tailandia

Washington, 12 ago (EFE).- El Gobierno de EE.UU. condenó hoy los "deplorables" atentados perpetrados en varias ciudades y dos de los principales destinos turísticos de Tailandia, que causaron al menos 4 muertos y 35 heridos.

"EE.UU. ofrece su más profunda solidaridad a todos aquellos afectados por los ataques en Tailandia", afirmó una portavoz del Departamento de Estado, Elizabeth Trudeau, en un comunicado emitido en Washington.

"Condenamos estos deplorables actos de violencia. Nuestros pensamientos están con las víctimas, sus familias y seres queridos y con el personal de emergencia tailandés que ha respondido a estos incidentes", señaló la portavoz.

El Gobierno estadounidense, agregó Trudeau, mantendrá un "estrecho contacto con las autoridades tailandesas mientras investigan estos ataques".

La cadena de atentados comenzó el jueves con la bomba que mató a una vendedora tailandesa e hirió a siete personas en un mercado de Trang, la capital de la sureña provincia del mismo nombre.

En las horas siguientes y antes de la entrada del viernes, se desactivaron dos explosivos en la turística playa de Patong, en Phuket (sur), y estallaron dos bombas que causaron un muerto y 20 heridos, entre ellos 10 extranjeros, en la ciudad portuaria de Hua Hin (centro), situada a unos 150 kilómetros al suroeste de Bangkok.

Fuentes policiales indicaron a Efe que los extranjeros heridos, alguno de gravedad, son cuatro alemanes, tres holandeses, dos italianos y un austríaco.

El viernes por la mañana estallaron otros once explosivos en las provincias de Surat Thani (sur), Chumphon (sur), Phuket (sur), Phan Nga (sur) y de nuevo Hua Hin.

Los artificieros desactivaron una bomba colocada cerca de un templo budista en Hua Hin y se evacúo un mercado y la oficina de Inmigración de esta ciudad por amenazas de explosivos.

La jornada del viernes arrojó dos muertos y ocho heridos, todos ellos de nacionalidad tailandesa.

Las autoridades han descartado la participación del terrorismo internacional en las explosiones, y han reforzado la seguridad en las áreas turísticas, principales metrópolis y centros logísticos.