3 de diciembre
Sábado
Poco nublado con tormentas
21°
29°
Domingo
Mayormente despejado
21°
32°
Lunes
Mayormente despejado
23°
35°
Martes
Mayormente nublado
23°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Política
martes 12 de julio de 2016, 01:00

Esposa del general Garcete habla de campaña de desprestigio

Lucía Duarte de Garcete, esposa del comandante de las FFMM, Luis Gonzaga Garcete Espínola, afirmó ayer que su marido sufre una campaña de desprestigio dentro de las Fuerzas Armadas.

En declaraciones a la 7.80 AM, la titular de la Fundación Nuestra Señora de la Asunción, entidad recientemente desalojada del local de la Comandancia de las FFMM, habló de una persecución contra su esposo, pero no pudo precisar de qué sector provenía ni en qué consistía específicamente.

La mujer, quien fue denunciada de usar los recursos de las FFAA, sostuvo que hay una campaña para ensuciar el trabajo de su marido, pero reconoció que no cuenta con pruebas para probarlo.

Con ello se refería a las versiones de cambio de comandante de las FFMM que circulan desde hace un tiempo, debido a varias irregularidades, entre ellas las supuestas malversaciones en el Hospital Militar, que se vienen investigando por orden del ministro de Defensa, Diógenes Martínez, proceso que tiene la venia del presidente Horacio Cartes.

Fundación. Sobre la Fundación Nuestra Señora de la Asunción, de la que es presidenta, Duarte aclaró que no es de su propiedad y que nació luego de una asociación de esposas de militares. Mencionó que ella es la sexta presidenta de dicha oenegé.

Negó que la Fundación haya utilizado recursos de las FFAA en beneficio de la organización. En contrapartida, señaló que a través de la Fundación se recibieron donaciones de la Entidad Binacional Yacyretá (EBY), y que dichos recursos fueron utilizados para asistir a los necesitados, ya sean militares o familiares de estos, en diversas circunstancias.

Sin embargo, no especificó los montos de las donaciones realizadas por la EBY ni los casos en lo que brindaron la ayuda mencionada.

Con relación a su situación en la institución castrense, sostuvo que lleva 20 años como funcionaria militar y explicó que solicitó su retiro voluntario, proceso que aún no fue aprobado por falta de recursos. Indicó además que a raíz de dicha situación la designaron como asistente técnica.

“Yo soy ingeniera ambiental y lo que hago es asistencia técnica en los distintos departamentos, no hago oficina”, subrayó.