17 de octubre
Lunes
Mayormente despejado
10°
24°
Martes
Despejado
12°
27°
Miércoles
Despejado
18°
30°
Jueves
Parcialmente nublado
22°
34°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
País
viernes 24 de marzo de 2017, 01:00

Escuela está en alerta roja, pero jefe comunal dice: “No es para alarmar”

Por fisuras en las paredes, deterioro del techo y el hundimiento del cimiento de un pabellón de cinco aulas de la escuela Pedro P. Peña de Guazú Corá, Villeta, el Ministerio de Educación y Ciencias (MEC) decidió clausurar la zona. Ordenó que los alumnos den clases en el patio hasta que se refaccione la estructura.

La institución educativa de gestión oficial quedó así en la lista de escuelas en alerta roja por el peligro de derrumbe existente. Pero el intendente local, el liberal Teodosio Gómez, trató de minimizar el pésimo estado de la infraestructura de la escuela, indicando que se decretó una alerta roja que alarma a toda la comunidad.

Apuntó también que supuestamente la alerta fue declarada por técnicos externos que fueron contratados a través de un convenio con la cartera educativa.

clases. “Ciento diez mil, ciento veinte mil, ciento treinta mil, ciento cuarenta mil, ciento cincuenta mil…”, repetían, al unísono, los ocho niños del cuarto grado del colegio Pedro P. Peña de Guazú Corá.

Les tocaba contar en decimales en la clase de matemática, bajo un frondoso árbol de mango en el patio del local. El cuarto es uno de los cuatro grados de la escolar básica que deben aprender sus lecciones bajo los árboles debido al peligro de derrumbe de los salones.

Se ubican en pequeñas rondas donde la pizarra posa sobre los troncos. El profesor, parado y sin mesa, hace lo posible para que los chicos no se desconcentren con cada mosca que vuela.

“Pierden media hora de clases entre ubicar sus mesas y sillas o pupitres donde haya más sombra. Luego, los niños deben volver a ingresar sus muebles a las salas”, declaró la profesora Lucila García.

disconforme. El intendente de Villeta, Teodosio Gómez, denunció una supuesta descoordinación del MEC a la hora de clausurar el pabellón.

Llamativamente, y pese a las visibles grietas en las paredes, aseguró que la emergencia en el sitio no es tal.

“Para nosotros no es (alerta roja), pero sí hay que tomar algunas precauciones, no es para alarmar a la comunidad educativa, que ahora socorro pide”, manifestó el jefe municipal de la ciudad portuaria.

¿Era para que los alumnos salgan afuera? “Yo creo que no”, remarcó. Esta afirmación fue respaldada por la arquitecta Delia Yd, encargada de Infraestructura en la Comuna.

Tras la presión de la comunidad educativa, Gómez dijo que la semana que viene iniciarán el llamado a licitación para la refacción de la escuela.

ÚH intentó obtener la versión del MEC, pero el director de Infraestructura, Juan Fariña, no atendió los llamados.