10 de diciembre
Sábado
Poco nublado con tormentas
21°
31°
Domingo
Mayormente nublado
19°
30°
Lunes
Parcialmente nublado
22°
32°
Martes
Parcialmente nublado
21°
33°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
miércoles 21 de septiembre de 2016, 22:44

Escritores destacan la "magia" y "nostalgia secreta" de Vargas Llosa

Santo Domingo, 21 sep (EFE).- Escritores puertorriqueños y dominicanos trazaron hoy pinceladas sobre la obra del Nobel de Literatura Mario Vargas Llosa quien, atento a las intervenciones, pareció sentir beneplácito de la actividad, realizada dentro de la Feria Internacional del Libro de Santo Domingo.

El autor, de 80 años, ha sido el centro de atención de la feria desde el mismo día de su apertura, el lunes pasado, cuando recibió el Premio Internacional Pedro Henríquez Ureña, distinción cuestionada por grupos nacionalistas y personalidades locales.

Estos sectores rechazan a Vargas Llosa por su condena a una sentencia emitida en 2013 por el Tribunal Constitucional dominicano, que establece los parámetros de la nacionalidad, y que el escritor cuestionó en un artículo publicado en el diario español "El País".

Vargas Llosa, sin embargo, se ha mantenido muy activo desde que recogió el galardón en el Teatro Nacional de la capital dominicana, donde recibió sonoros aplausos.

En el coloquio de hoy, la escritora Luce Díaz Baralt, catedrática de la Universidad de Puerto Rico, habló sobre la "nostalgia secreta" y la "magia" que envuelve la prosa del creador hispano-peruano.

"Estamos ante un escritor fogoso, amante empedernido de las novelas de caballería, quien ha admitido que el escritor le produce efectos fisiológicos", dijo Díaz Baralt, causando una amplia sonrisa del también político y periodista suramericano.

La escritora aseguró que para Vargas Llosa las musas no son más que "demonios" que se apoderan del escritor desde antes de dar vida a su obra y hasta después de ser leída.

"Vargas Llosa es el creador del realismo religioso, cultor de la nostalgia secreta y de la magia", afirmó la intelectual boricua, al recordar, además, la pasión por la poesía y su creencia de que "en cada prosista, hay un poeta frustrado".

El también puertorriqueño Arturo Echevarría, quien al igual que Díaz Baralt se congratuló por sus casi 50 años de amistad con Vargas Llosa, trajo a colación los intentos suicidas del escritor a principios de la década 1960-70 del siglo pasado, en la capital francesa.

"Como el propio Vargas Llosa revelaría años más tarde, esos intentos, atribuidos a momentos de desaliento del joven escritor, fueron sofocados por la lectura de la obra Madame Bovary, de (francés) Gustave Flaubert, cuya influencia ha defendido siempre", opinó Echevarría.

Mientras, el dominicano Arturo Victoriano, profesor de la Universidad de Toronto, fue quien más sonrisas arrancó del laureado escritor hispano-peruano, cuando centró su exposición en la etapa como crítico del autor de "Pantaleón y las visitadoras".

"Vargas Llosa ejerce una crítica límpida, fuerte y de un deleite tal que va desentrañando las obras de sus pares, hasta atrapar al lector (...) es como si fuera un 'stripper' a la inversa", opinó Victoriano.

El profesor universitario dominicano calificó a Vargas Llosa de lector apasionado, meticuloso y exhaustivo, "para quien su etapa como crítico debe ser el más cruento de sus placeres".

Victoriano concluyó su hilarante presentación, recordando que para Vargas Llosa cada novela es un "asesinato de la realidad", que desafía la realidad de Dios y se hace creadora de la "realidad ficticia".