6 de diciembre
Martes
Mayormente nublado
22°
32°
Miércoles
Mayormente nublado con tormentas
23°
32°
Jueves
Lluvioso
21°
28°
Viernes
Lluvioso
20°
26°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
lunes 5 de septiembre de 2016, 11:18

Erdogan propone a Obama y Putin una zona de exclusión aérea sobre Siria

Hangzhou (China), 5 sep (EFE).- El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, reveló hoy que ha propuesto a los presidentes de Estados Unidos y Rusia establecer una zona de exclusión aérea en Siria.

Erdogan hizo esta revelación en la rueda de prensa que ofreció en la ciudad china de Hangzhou tras la clausura de la cumbre del G20, en donde se reunió con el presidente estadounidense, Barack Obama, y su homólogo ruso, Vladimir Putin.

Erdogan, que confía en que las conversaciones entre EEUU y Rusia fructifiquen pronto en un alto el fuego en la zona de Alepo, explicó que las operaciones que lleva a cabo el Ejército turco en el norte de Siria no pueden considerarse una "interferencia en la integridad territorial" porque están en su frontera.

También el presidente Putin expresó hoy su confianza en que las intensas negociaciones sobre Siria que mantienen en las últimas semanas Rusia y Estados Unidos cristalicen en un acuerdo "en los próximos días", a pesar de que Obama reconoció que ambos países todavía no han cerrado "la brecha" que les separa sobre Siria.

Además de sus reuniones con Putin y Obama, el presidente turco se refirió a la lucha antiterrorista global y llamó a los miembros del G20 a cooperar en la lucha contra el terrorismo, un problema que, aseguró, adopta "nuevas formas cada día".

"No puedes tener terroristas buenos y terroristas malos, ninguno de ellos puede ser defendidos", señaló Erdogan, quien añadió que el terrorismo puede actuar como un "boomerang" y golpear a aquellos países que lo han apoyado.

Erdogan también participó hoy en una reunión a cuatro bandas con la canciller alemana, Angela Merkel, el presidente francés, François Hollande, y el primer ministro italiano, Matteo Renzi, un encuentro que calificó como "fructífero", pero del que no divulgó más detalles.