7 de diciembre
Miércoles
Poco nublado con tormentas
23°
31°
Jueves
Lluvioso
21°
27°
Viernes
Lluvioso
21°
26°
Sábado
Mayormente nublado
19°
29°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Nacional
lunes 29 de agosto de 2016, 14:38

EPP: Camión blindado de la FOPE estancado en zona de ataque

Un camión blindado de la Policía Nacional quedó estancado por casi una hora en una cuneta en la entrada del Núcleo 1 de Arroyito, Concepción, a metros del lugar donde mataron este sábado a ocho militares. Agentes de la Agrupación Especializada (FOPE) se trasladaban en el rodado cuando la tierra mojada del camino les jugó una mala pasada.
Poco después de las 14.30 de este lunes un camión de la Policía sufrió un accidente. Una importante comitiva militar llegó hasta el sitio intentando sacar de la zona peligrosa el vehículo oficial utilizado para reforzar los controles en combate al Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP).

Insólito. De los tres vehículos de "alta seguridad" con los que cuenta la Policía, uno de ellos fue víctima de la lluvia que afectó al departamento de Concepción durante la madrugada, informó desde Concepción Fernando Boccia, periodista de ÚH.

La tierra roja y húmeda se desmoronó y el "camión táctico" de la Agrupación Especializada cayó a una cuneta. Recién casi una hora después lograron retirar el móvil del sitio con la ayuda de una grúa.

El sábado pasado ocho militares fueron atacados a punta de explosivos y disparos de arma de fuego entre el Núcleo 6 y 7 de Arroyito, Concepción. Según las propias autoridades de la seguridad del país, por la forma de accionar creen que fue un ataque del Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP).

Embed

Antecedentes

El ataque se produjo en un camino vecinal de Arroyito alrededor de las 9.00, cuando el camión militar de la Base Nº 2 de Área Pacificación Militar iba de oeste a este, realizando su recorrido de rutina.

Mientras el vehículo seguía su trayecto se produjo una explosión bajo la cabina que motivó el descenso del conductor y del jefe de patrulla, el subteniente Félix Fernández.

En ese momento se produjo el ataque con armas de fuego desde el lado norte. "Primero una fuerte explosión que hizo temblar la tierra, luego una balacera infernal que no terminaba", dijo un testigo.