23 de julio
Domingo
Despejado
20°
32°
Lunes
Despejado
20°
33°
Martes
Parcialmente nublado
17°
32°
Miércoles
Despejado
17°
31°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
País
domingo 14 de agosto de 2016, 01:00

Entrenadores arrojaron pokebolas en los sitios históricos de la capital

Los jugadores de Pokémon Go se prendieron al Pokétour para capturar a los monstruos virtuales en lugares y edificios emblemáticos de la Madre de Ciudades. El recorrido duró tres horas e incluyó 14 sitios.

La pokemanía fue parte de los festejos por los 479 años de la fundación de Asunción, la Madre de Ciudades. Con sus celulares en mano –y cargadores portátiles listos–, los jugadores de Pokémon Go recorrieron sitios históricos y emblemáticos para capturar a las criaturas virtuales que obsesionan hasta al propio concejal Hugo Ramírez, impulsor del Pokétour.

La iniciativa del edil fue cuestionada por tratar de enseñar la historia de Asunción a los jóvenes que estarían más concentrados en capturar un Dragonite, Gyarados o un Snorlax (todos pokemones difíciles de atrapar) y no atenderían al guía. Los chicos aseguraron que sí aprendieron en las charlas camino a las pokeparadas históricas.

¿Quién dijo que lo tradicional es incompatible con lo moderno?, se preguntó el concejal Ramírez antes de subir con los entrenadores a los dos buses en los que hicieron el Pokétour, que se inició a las 17.00 y que tuvo como primera parada la Costanera.

El Pokétour recorrió otros puntos históricos y culturales de Asunción, como: Barrio San Jerónimo, Palacio de López, Manzana de la Rivera, Congreso Nacional, Cabildo, Catedral, Casa de la Independencia, iglesia De la Encarnación, Panteón de los Héroes, Museo Ferrocarril, Museo Bellas Artes, Escalinata Antequera y Museo de Arte Sacro.

Ramírez dijo que el evento sobrepasó sus expectativas, ya que muchos entrenadores no pudieron subir a los buses porque no había más lugar, pero igualmente acompañaron el tour en autos particulares en caravana.

"Ellos están aprendiendo la relevancia de estos lugares históricos. Jugar Pokémon Go y conocer cosas nuevas sí se puede", señaló el concejal.

Algunas mamás acompañaron a sus hijos a atrapar las criaturas virtuales. No bajaron de los buses, pero desde la ventanilla observaban cómo los jóvenes celebraban la aparición de un Pokémon extraño o difícil de atrapar.

Fueron los pokemaniáticos quienes pusieron el límite de tiempo en cada parada. En algunos lugares había más criaturas de bolsillo que en otros. Los Pidgey, Rattata y Zubat fueron los más abucheados al aparecer en el radar, pues son las criaturas más comunes de capturar.

"El juego es muy adictivo", comentó Thalía Candia, quien llegó al nivel 8 del juego, pero todavía no se animó a combatir en un gimnasio.

El juego. Pokémon Go es un juego inspirado en el universo de Pikachu. La aplicación ofrece una aventura en realidad aumentada; es decir, combina elementos del mundo real (entorno físico) con el mundo virtual, por lo que los jóvenes son empujados a salir a las calles para atrapar a los monstruos de bolsillo.