27 de febrero
Lunes
Poco nublado con tormentas
25°
35°
Martes
Poco nublado con tormentas
24°
33°
Miércoles
Mayormente nublado
24°
32°
Jueves
Mayormente nublado
24°
33°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
martes 10 de enero de 2017, 19:24

Entregan las obras de restauración del templo colonial del siglo XVI en el Cuzco

Lima, 10 ene (EFE).- Las obras de restauración y puesta en valor del templo colonial Patrón Salvador del Mundo, construido a fines del siglo XVI e inicios del XVII, fueron entregadas hoy por las autoridades de Cultura de la región Cuzco, en el sur de Perú.

El templo, ubicado en el distrito de San Salvador, en la provincia de Calca, fue sometido a trabajos de restauración de su infraestructura arquitectónica, restauración de obras de arte e investigación arqueológica, así como de "sensibilización" de la población, con una inversión de 5.586.000 soles (1.596.000 de dólares).

"La obra se inició en setiembre de 2013 y se concluyó en diciembre de 2016. Se intervino el templo desde los cimientos hasta el techo de teja; asimismo, se restauraron 23 lienzos, 32 esculturas, un retablo mayor, 3 retablos laterales, una hornacina, un púlpito y 230 metros cuadrados de pintura mural" señaló en su informe técnico la arquitecta residente de la obra, Karen Barra.

La Dirección Desconcentrada de Cultura del Cuzco agregó, en un comunicado, que el templo cuenta ahora con luces de emergencia, sensores de humo, de movimiento, de rotura de vidrios y de contacto para puertas, así como sirenas centrales de alarma y cámaras de seguridad internas y externas.

El templo Patrón Salvador del Mundo fue construido entre los últimos años del siglo XVI y primeros años del siglos XVII, tal como indica una inscripción existente en su altar mayor, de estilo manierista, que señala que su conclusión fue en 1621, según indicó el comunicado.

En la ceremonia de entrega de las obras participaron el director de la Dirección Desconcentrada de Cultura del Cuzco, Vidal Pino Zambrano; el arzobispo del Cuzco, Richard Alarcón, quien celebró una misa; y el alcalde de San Salvador, César Licona.