8 de diciembre
Jueves
Lluvioso
21°
25°
Viernes
Tormentas
21°
25°
Sábado
Poco nublado con tormentas
20°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
31°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Sucesos
martes 13 de septiembre de 2016, 01:00

Entintado: Una medida que desalentó el asalto a cajeros

El asalto de cajeros automáticos con explosivos era un modo muy eficaz para el financiamiento del crimen organizado en Paraguay, pero el método quedó en el olvido para los criminales desde la implementación del entintado de billetes que quedan automáticamente fuera de circulación.

“En verdad está funcionando la medida de prevención de la instalación del dispositivo de entintado de billetes que hemos instalado en los cajeros automáticos y llegamos hasta este año a no tener ningún caso”, comentó el comisario principal Abel Cañete, jefe del Departamento Contra Delitos Económicos y Financieros.

En diciembre del 2014 se había firmado un convenio entre el Banco Central del Paraguay (BCP), la Policía Nacional y el Ministerio del Interior para la implementación del sistema antihurto de cajeros automáticos o ATM. Esta medida, había informado la cartera de Estado, fue analizada y propuesta por los policías especializados.

La primera vez que funcionó el sistema fue el 22 de abril del 2015, cuando hicieron estallar un ATM del Banco Continental en Ñemby. Los delincuentes se llevaron los billetes manchados, pero fue en vano; el BCP informaba que no repondría billetes con el entintado rojo y que los mismos quedaban fuera de circulación.

Hubo un último intento, el 27 de mayo del 2015. En Mariano Roque Alonso hicieron estallar un cajero del Banco Itaú, pero quedaron todos los billetes en el lugar, los delincuentes no llevaron ni un solo guaraní, y tuvieron que enfrentarse a tiros con la Policía para huir, sin nada.

SIN CASOS. Según informes de Contra Delitos Económicos, en el 2014 hubo 14 ATM violentados, y en 2015 hubo 8 casos, y el último en mayo de ese año. Hace un año y cuatro meses que no se registran explosiones de cajeros.