miércoles 22 de octubre
Cotización del DÓLAR
G 4570
compra
G 4650
venta
DÓLAR
G 4570
compra
G 4650
venta
PESO AR
G 300
compra
G 345
venta
REAL
G 1750
compra
G 1850
venta
PESO UY
G 180
compra
G 250
venta
EURO
G 5650
compra
G 5900
venta
YEN
G 38
compra
G 50
venta
clima
23º C
Despejado
Edición Impresa
País
martes 31 de mayo de 2011, 00:00

Enfermeras denuncian casos de explotación en sanatorios

Una enfermera gana 3.100.000 guaraníes en hospitales públicos, pero en sanatorios privados se les paga 1.800.000 como promedio, y en algunos casos apenas 900 mil. No perciben beneficios.

0
Imprimir Agrandar Achicar
Por Susana Oviedo y Andrés Colmán Gutiérrez

Edificios de fachadas relucientes, salas con flores y recepcionistas de impecable uniforme. Sanatorios y hospitales privados que parecen del Primer Mundo. Pero detrás de las puertas de vidrio esmerilado se revela una triste realidad de explotación, con trabajadores de salud forzados a largos turnos sin descanso, percibiendo sueldos muy por debajo del sector público, sometidos a atender a mayor cantidad de pacientes del que exige la Ley... y sin derecho a reclamar, ante amenaza de represalias y despidos.

"En la mayoría de los sanatorios y establecimientos médicos privados se violan abiertamente las normativas de la Ley 3206, del Ejercicio de la Enfermería. No se respeta la carga laboral de 30 horas semanales, no se diferencia entre un trabajo entre semana con el de días feriados o de fin de semana. No se paga el 30 % adicional por horario nocturno, no se cubre alimentación, no se permite un horario de descanso, no se diferencia por áreas especializadas", destacan las dirigentes de la Asociación Paraguaya de Enfermería (APE).

La enfermera María Concepción Chávez, presidenta de la organización, conjuntamente con Teresa Arias, Natividad Corrales y Emilce Guerín, todas licenciadas en Enfermería con varias especializaciones y años de ejercicio profesional y trabajo gremial, detallan la realidad de explotación laboral en que se desenvuelven muchos de sus asociados, vulnerables ante la inacción del Estado y la ausencia de control en que se desenvuelve la mayoría de los centros médicos privados.

REACIOS. "La Ley de Enfermería se aprobó en el 2007 y entró en vigencia en el 2008. Los propietarios de sanatorios y establecimientos médicos privados fueron y siguen siendo los más reacios en cumplirla", explica María Concepción Chávez.

"Recorrimos los principales sanatorios, como el Migone, San Roque, Español, Santa Clara, Americano, La Costa y algunos más del área metropolitana. Los directivos nos presentaban una imagen muy linda, pero en las visitas y en las conversaciones con los trabajadores encontramos una gran explotación laboral", confirma Natividad Corrales.

Muchos enfermeros y enfermeras trabajan en horarios que van de 22 a 6 de la mañana, y no se les permite ni un minuto de descanso. Los sueldos están entre 1.600.000 a 1.800.000 guaraníes, mientras en hospitales públicos una enfermera gana 3.100.000 guaraníes, destaca Teresa Arias. En sanatorios del interior del país encontraron casos de enfermeras que ganaban apenas 900 mil guaraníes.

SIN DIFERENCIAS. La Ley establece que las enfermeras deben estar diferenciadas por áreas de trabajo. "Las que cubren Urgencias deben permanecer allí, y no ir a salas. La Organización Panamericana de la Salud establece que una misma enfermera no cubra más de 10 pacientes en un área de internado. En caso de niños recién nacidos se reduce a 5 por enfermeras; pero aquí son obligadas a atender varias áreas al mismo tiempo, a numerosos pacientes a la vez, en algunos casos incluso deben hacer limpieza o recoger la ropa de cama", explica Emilce Guerín.

Los trabajadores no pueden reclamar ante la explotación, pues son amenazados con ser despedidos ante cualquier movimiento gremial o sindical. "Hace unos cinco años, el Sanatorio Migone despidió a todo un grupo de trabajadores por intentar formar un sindicato. En ninguno de los sanatorios se permite la sindicalización, tampoco dejan que las enfermeras asistan a cursos de capacitación", afirma María Concepción.

La mayoría de las enfermeras y trabajadores contratados por los sanatorios privados son los que no consiguen entrar a los hospitales públicos, y no les queda más alternativa que someterse al maltrato y la explotación laboral, afirman las dirigentes de la APE. Se los mantiene con contratos precarios, a prueba, que se renuevan cada 3 meses, y siempre con la amenaza de ser víctimas de despidos.

DEFENSA DE LA COSTA

El gerente médico de La Costa, doctor José Félix Cañete, en respuesta al caso de la señora Norma Rodríguez apuntó que "el requerimiento en número y competencia del personal médico y de enfermería es dinámico y se toman las medidas para la solución inmediata de los problemas". Añadió que en este caso la situación médica "tuvo una resolución altamente favorable, luego de cuidados médicos y de enfermería apropiados..., y cuyo resultado fue el nacimiento de su bebé en buenas condiciones".

Aviso:
- Los comentarios vertidos en las notas son de exclusiva responsabilidad de quienes lo emiten
y no reflejan la postura de Editorial El País S.A.
- Los mensajes de tipo SPAM serán eliminados.
0 Comentarios