3 de diciembre
Sábado
Poco nublado con tormentas
21°
29°
Domingo
Mayormente despejado
21°
32°
Lunes
Mayormente despejado
23°
35°
Martes
Mayormente nublado
23°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Economía
jueves 10 de noviembre de 2016, 01:00

Encadenada exige

Fátima Benítez, ex funcionaria de Essap, inició ayer una protesta frente a la sede de la entidad, con el fin de que el presidente Ludovico Sarubbi la reponga en su anterior puesto. Se desempeñaba como limpiadora y señaló que desde hace cinco meses fue desvinculada en forma ilegítima, dado que ella es nombrada desde el 2013.

Encadenada a una de las rejas del edificio, Benítez aseguró que no busca ningún otro tipo de acuerdo y solo quiere volver a trabajar en la Essap. No obstante, Sarubbi comentó que la mujer era contratada y terminó el plazo por el que debía prestar sus servicios, por lo que no hubo renovación del contrato. Otras 40 personas habían sido desvinculadas en el mismo momento (mayo de este año), indicó el presidente de la aguatera.

“Fue un procedimiento normal, recibimos el informe de su jefe inmediato. Así se termina el vínculo laboral, no estaba nombrada y si estaba nombrada, esta empresa honra íntegramente los beneficios que corresponden. Tenía un contrato por servicios”, apuntó.

Asimismo, funcionarios cuestionaron que varias personas fueron contratadas por favores políticos y están ganando por arriba de los G. 20.000.000. Este es el caso de Gloria Amadita Rodríguez y Mirtha Aurora Orrego, según denunciaron los citados funcionarios.